La peineta de Edmilson

beirut.jpgHace unos meses, la agencia de prensa Reuters decidió prescindir de Adnan Hajj, uno de sus fotógrafos, al probarse que había manipulado digitalmente una fotografía de un ataque aéreo sobre Beirut. Haij se defendió alegando que su intención era exclusivamente la de limpiar algunas manchas que aparecían en el original, pero parece evidente que el negro con que tiñó las columnas de humo, realmente grises, pretendía imprimir mayor espectacularidad a la imagen. Pese a tratarse de un retoque eminentemente estético, la agencia decidió dejar de trabajar con Hajj y retiró de su archivo casi un millar de fotografías proporcionadas por él.

Detrás de este hecho subyace la consideración aún vigente de la fotografía en prensa como un testimonio gráfico fiel de la noticia que ilustra. Históricamente, la irrupción de la fotografía en prensa, a finales del s. XIX y principios del XX, se consideró como un modo de documentar el texto escrito. Frente a la palabra, siempre sometida a interpretaciones, la imagen se erigió como el documento definitivo que certificaba la realidad de lo escrito. A lo que dice una imagen, reza el tópico, no alcanzan mil palabras.

Así, la irrupción en los últimos años de medios al alcance de todos de manipulación digital de imágenes supone un auténtico problema para la prensa, en la medida en que presenta serias incertidumbres sobre la valía de una imagen como documento de lo real. Cualquier persona con unos ciertos conocimientos, un ordenador y un programa -Photoshop o similares- puede manipular una imagen hasta el punto de hacer pasar lo irreal por real. Sin embargo, para nuestra prensa deportiva esto no resulta un problema, sino una oportunidad. Es habitual que en sus portadas aparezcan fotografías manipuladas. Las más recurrentes, las de jugadores con camisetas de equipos que nunca han vestido ni vestirán.

41.gifCabe preguntarse qué valor informativo tienen tales manipulaciones. Hasta el momento, habíamos asistido a prácticas más o menos preocupantes: aquella vez que Mundo Deportivo borró de un plumazo los micrófonos de la competencia; la convención de clones en la que As convirtió las gradas del Vicente Calderón -imaginamos que para tapar la publicidad de Marca- o la misteriosa desaparición de Oleguer, a quien Sport no estimó lo suficientemente «galáctico» (perdón, «fantástico») para disputarle una portada a Eto’o, Messi, Henry y Ronaldinho. Sin embargo, no recordábamos un hecho que se pudiera calificar de grave, desde el punto de vista del lector.

En su portada de este lunes, Marca cruza la fina línea que separa la manipulación de imágenes con motivos más o menos lúdicos -o de no hacer publicidad gratuita a la competencia- de la manipulación con motivos supuestamente informativos.

peineta.gif

Para ilustrar la noticia de que el domingo Edmilson dedicó supuestamente un feo gesto al público asistente al entrenamiento, Marca ubica junto al titular («Primero traicionó a sus compañeros y ahora hace una peineta al público»; nos ahorraremos comentarlo, aunque también tiene su miga) una fotografía en la que se ve a Edmilson realizando tal gesto. El lector poco atento podrá sacar la conclusión de que ahí, efectivamente, está la prueba del delito, pues se ve perfectamente al brasileño del Barça mostrando su dedo corazón. Pero, ¡cuidado!, el pie de foto nos advierte que se trata de un fotomontaje.

Más allá del valor del documento fotográfico, que convendremos que es nulo, merece la pena preguntarse por su sentido. ¿No bastaría sólo con el texto? ¿No tiene suficiente credibilidad la palabra por sí sola? ¿Necesita un documento falso que la ilustre? ¿Por qué se ha hecho así? Mientras unos medios, como Reuters, persiguen la manipulación, otros la fomentan. Cuestión de autoexigencia.

Actualización: ya decíamos que esa peineta nos sonaba de algo. Lo dicho, unos cuandos comandos de Photoshop y…

capedmilson2.gif

20 Comments

  1. xtaoth

    31 de diciembre de 2007 a las 5:47 pm

    No, si lo peor es que luego se escudarán en la letra pequeña. Hace mucho que Marca es como es, sobre todo la edición impresa (digo yo que para que la gente la compre ¿?), y luego pusieron a Mr. Inda para acabar de arreglarlo.

    El periodismo deportivo no es un periodismo de investigación, ya, porque no se dedican a investigar, sino a disparar a todo lo que se mueve y luego gritar «He acertado una, ¡somos los mejores!». Mucho ruido y pocas nueces.

    ¿A si es ético? no, en absoluto ¿Legal? Si, porque avisan. Pero es que encima, lo más seguro, es que han tenido que recurrir a esto porque su credibilidad, sin pruebas, es nula. Hará unos años, no hubiese sido necesario. Ahora lo necesitan para que les crean o se fijen en ellos (no estoy seguro de sus razones). Dentro de unos años, ni regalando una cinta grabada de Edmilson jurando y perjurando que lo hizo les creerán.

  2. DrSlump

    31 de diciembre de 2007 a las 6:23 pm

    Es repugnante, han cruzado una línea que ni tan siquiera la ninguneada «prensa rosa» se ha atrevido a cruzar.

    No deberían protestar ante esto asociaciones como el Sindicato de Periodistas de Madrid, la FeSP o el equivalente en Madrid al Col·legi de Periodistes de Catalunya?

    Hace un tiempo, después de ver la película ‘Lyons for lambs’, hice una mini encuesta (entre familiares y amigos, nada oficial) sobre que fuente se creian más: los politicos, la prensa (incluidos los informativos), la justicia o los anuncios. Logicamente todos contestaron la justicia como primera opción, lo sorprendente fue que 8 de los 12 a los que pregunté pusieron a la publicidad como segunda opción. Eso me confirmó en la idea de que una subjetividad conocida es mucho más creible que una falsa o pretendida objetividad.

  3. Rominger

    31 de diciembre de 2007 a las 6:37 pm

    Gracioso que cojan la imagen de la peineta de Capello y le quiten las rayas de Adidas, y ¡hop! Edmilson haciéndole un corte del manga… ¡AL BERNABÉU!

    Cómo me gusta el periodismo creativo.

  4. Gorka

    31 de diciembre de 2007 a las 6:41 pm

    De piedra me he quedado, supera a aquella foto del Atlético-Osasuna en la que copypastearon la grada para que no apareciera el diario competidor (creo que era un cartel de Mara)

  5. Axhell Red

    31 de diciembre de 2007 a las 7:32 pm

    Pense que habia sido el unico al que le habia llamado la atencion la dichosa foto, aun habiendome fijado desde el primer momento en que ponia fotomontaje no entiendo el valor del supuesto «trabajito informatico»…. sobre todo teniendo en cuenta la mierda de noticia que trae en paginas interiores….

  6. Un_Culé

    31 de diciembre de 2007 a las 7:37 pm

    Denigrante y vergonzoso, ¡¡¡ qué asco !!!

    Feliz año 2008 a DDF y a todos vosotros !!!

  7. Axhell Red

    31 de diciembre de 2007 a las 7:39 pm

    Pense que habia sido el unico al que le habia llamado la atencion la dichosa foto, aun habiendome fijado desde el primer momento en que ponia fotomontaje no entiendo el valor del supuesto “trabajito informatico”…. sobre todo teniendo en cuenta la mierda de noticia que trae en paginas interiores….respecto a ese tema, y otros como lo bueno que es Robinho cambiando pañales.. la musica que pone Sergio Ramos, etc etc

    PD; ¿Lo de Pepe en la pagina dos es Photoshop tbm o realmente es asi depatetica el estilo Norma Duval con uvas y cava tumbado sobre la cama… jajajajja?

  8. Pingback: meneame.net

  9. Pingback: sportmaniacos.com

  10. Nividhia

    31 de diciembre de 2007 a las 9:27 pm

    «parece evidente que el negro con que tiñó las columnas de humo, realmente grises, »

    ¿Estabas alli para saber que el humo era gris y no negro? Vale que este tio es un manipulador clonando humo donde no hay, pero decir que el humo era gris y no negro sin estar presente demuestra que se habla sin saber. ¿Has oido hablar del ajuste de niveles?

  11. Miguel Gutiérrez

    31 de diciembre de 2007 a las 10:36 pm

    Nividhia, lo que hemos querido decir es, ni más ni menos, que en la foto original el humo es gris y en la retocada es negro. Para decir algo tan obvio creo que no hace falta ir a Beirut ni saber de fotografía: basta mirar una imagen y mirar la otra. Tal vez a los ojos de un experto en la materia no hayamos sabido expresarnos con la debida propiedad, pero tampoco era nuestra intención hablar de técnica fotográfica, ya que es un ámbito en el que yo al menos me confieso analfabeto. Te agradezco tu aportación, aunque sinceramente creo que lo de «Â¿Has oido hablar del ajuste de niveles?» es una chulería que sobra. Saludos.

  12. manu

    1 de enero de 2008 a las 10:52 am

    Otro periodismo es posible, para ello hay que dar la espalda al que existe ahora. Pocos se salvan.

  13. joseinen

    1 de enero de 2008 a las 11:38 am

    Lo del Marca ya es de verguenza ajena como uno de los mejores diarios deportivos q habia en este pais ( todo y siendo un periodico parcial y merengón ) se ha convertido en ese panfleto q venden en los kioscos es bochornoso en q se ha transformado. Y no solo manipulando fotografias para hacer daño al barça ( q parece q es lo unico q les hace vender periodicos) sino con contras tan incendiarias y FALSAS como la del dia 31/12/07 es para mear y no hechar gota. Vaya panfleto.
    Feliz 2008

  14. Lagartodeldesierto

    1 de enero de 2008 a las 12:57 pm

    A estas alturas, lo que me extraña es que la gente siga yendo al kiosko para comprar prensa deportiva. Lo de Marca comienza a no sorprendernos, con un director (Inda) que parece que busca inspiración en diaros como The Sun. ¿Alguien más se ha visto defraudado por el escaso papel que le han otorgado a Santiago Segurola?

  15. Leandro Maia

    1 de enero de 2008 a las 2:10 pm

    [Editado por autobombo]

  16. pepelu

    1 de enero de 2008 a las 4:22 pm

    nula credibilidad la de M.., como siempre, la prensa madrileña bajo minimos

  17. www.ultimajornada.com

    1 de enero de 2008 a las 6:38 pm

    Lo de Marca es lamentable. Ya no solo con las portadas ridiculas de verano, si no también con las imagenes internas. Está claro que cuando no hay fútbol hay que vender periódicos. En fin, cuando el todo por la pasta es lo que impera no se puede pedir un trabajo de calidad.

  18. Paco Ruiz

    1 de enero de 2008 a las 6:56 pm

    La catalana, sin embargo, no, Pepelu.

  19. Thom Yorke

    1 de enero de 2008 a las 9:51 pm

    MARCA lleva tiempo dejando a un lado el rigor informativo que antaño presumia y se ha convertido en un panfleto propagandístico del Real Madrid con noticias y portadas subrealistas, más propias de un comic de cachondeo que de lo que hasta ahora sigue siendo (y está perdiendo a pasos agigantados) la prensa deportiva escrita más importante de España y una de las más importantes de Europa.
    Pero si analizamos el cambio de estilo, tenemos que mirar bajo mi punto de vista a las estadisticas de venta tanto de MARCA como del principal competidor, el diario AS. En los últimos dos-tres años la hasta ahora revista no-oficial del RM, diario AS y que MARCA se lo está arrebatando, que nos habituaba con las noticias y portadas más dispares sobre el RM y todo lo que rodea(como por ejemplo sacar como noticia el estreno de los nuevos tapacubos del Hummer de Beckam), ha ido recortando puntos en la lucha por llevarse el gato al agua en la venta de periódicos al nutrido público madridista.
    El cambio de estilo de MARCA, repito más propagandístico, más polémico, más pelotil del RM, lo está llevando a ser tambien más ANTI-barcelonista, lo que explica situaciones como las que se refieren los compañeros de DdF más arriba, que son una auténtica falta de rigor informativo y un atentado contra la persona de Edmilson.
    El todo-vale lleva tiempo rondando en las impresiones del otrora prestigioso periódico deportivo en un intento, creo que suicida, de detener la ascensión y acercamiento del diario AS. Los lectores tienen como siempre la última palabra, pero los defensores del buen estilo y del rigor informativo estarán, como en este caso, fiscalizando y no dejando impunes, vil acciones como la noticia sobre Edmilson.

    Feliz año a todos y a DdF en particular

  20. Side

    2 de enero de 2008 a las 9:54 pm

    Muy interesante. Pero sin pretender hacer de abogado del diablo, hay que reconocer que al menos Marca no oculta en ningún momento que se trata de un fotomontaje. Es una manipulación de muy mal gusto, evidentemente, aunque creo que el fin es esencilmante atraer la atención del lector ante una noticia o pseudonoticia que resulta insustancial.