El Racing cede ante el empuje goleador del Sevilla

sevilla_racing.jpg

El Sánchez Pizjuán acogió uno de los partidos más entretenidos de la presente Liga, Sevilla-Racing de Santander. Un equipo de trayectoria demodelora con algunos problemas de estabilidad esta temporada y otro club con un trabajo técnico y de despacho excelentes. Resultado final: 4-1. Una victoria a base de golpes de riñón y goles.

El equipo cántabro está resultando, sin lugar a dudas, una de las sorpresas positivas del campeonato doméstico. A comienzos de temporada llegaba al vestuario de Santander uno de los entrenadores españoles de trayectoria interesante: Marcelino García Toral. Pero su éxito tiene precedentes: la temporada pasada el barco cántabro llegó a buen puerto bajo el timón de Miguel Ángel Portugal y con algunos jugadores destacados como Nikola Zigic, que al final tuvieron que abandonar el club por el empuje económico de otros equipos.

La campaña 2007-2008 se presentaba como un año complicado, con pocos refuerzos y escasez de recursos, pero el equipo se ha sobrepuesto a los pronósticos negativos y está demostrando solvencia día tras día. Algunos futbolistas de la temporada pasada como Ezequiel Garay, central goleador de enorme futuro; Pedro Munitis, capitán eterno; Gonzalo Colsa, mediocentro de gran experiencia, están manteniendo un nivel sobresaliente.

Además, al vestuario han entrado varios nombres importantes para completar un equipo bien cuajado, bien asentado sobre el césped, sólido, fiable, consistente. El extremo derecho Jorge López, ex futbolista de Villarreal y Valencia; Aldo Duscher, mediocentro cumplidor; Mohammed Tchité, futbolista joven y dinámico, de gran velocidad y alternativa positiva para Marcelino; y Ebi Smolarek, delantero de larga experiencia.

Durante gran parte del choque, el equipo mantuvo todas las virtudes de un equipo bien junto en el mediocampo, presión en bandas y zona central del campo, 10 jugadores siempre por detrás del balón para evitar la sorpresa en velocidad del once sevillista. El Racing no se desarmó con el primer gol en una jugada sobresaliente por banda derecha que finalizó con el gol de Kanouté (min.25).

El equipo sufría en exceso por banda izquierda, donde un voluntarioso y dinámico Diego Capel se convertía en un martillo percutor. Forzó cuatro tarjetas amarillas en jugadas por banda. De todas formas, este joven de 19 años sigue siendo un jugador sobreactuado en exceso, demasiado acelerado, necesitado de convertir cada balón en la jugada de Diego Maradona ante los ingleses en el Mundial de México de 1986.

El empate del Racing en una jugada de córner, con un cabezado espléndido de Garay (min. 49), supuso una vuelta al equilibrio. El Sevilla recuperaba el fantasma de las dudas que lo atenazan en Liga y el equipo cántabro comenzaba a sentirse compacto, firme, con capacidad para sorpreder a este Sevilla europeo. Cualquiera podía romper esa situación de indefinición con un gol demoledor para el estado anímico de cualquiera de los dos onces.

Manolo Jiménez, entrenador del Sevilla, dio entrada al césped a Ernesto Javier Chevantón, jugador uruguayo despreciado por Juande Ramos y con pocos minutos con el míster actual. En un lance del juego provocado por él mismo, el colegiado Lizondo Cortés sancionó falta al borde del área. Chevantón transformó la falta (min.66) y el panorama se aclaró definitivamente para su equipo. En ese nuevo escenario, el juego de recuperación, salida rápida e intensidad física del club sevillano tuvo premio: dos goles al final del encuentro (Navas min. 84 y Adriano min.90) certificaron una victoria balsámica.

De todas formas, hay algunos detalles que deben preocupar a ambos técnicos: el Racing no pudo mantener la posesión del balón por encima de un 35 %, un dato preocupante para cualquier equipo que desee obtener buenos resultados, y le faltó capacidad finalizadora en los últimos metros. Y a Jiménez no debe sorprenderle la facilidad con la que el equipo tiene dudas cuando los resultados sobre el campo no son favorables. La virtud de ganar a base de golpes de estado de ánimo no es un recurso eficaz a largo plazo. http://www.tb-credit.ru/articles.html

2 Comments

  1. NIPO

    23 de diciembre de 2007 a las 9:34 pm

    El Sevilla no mereció marcar tantos porque no tuvo tantas oportunidades… pero el Racing no jugó a nada. Tuvo poquitas opciones que De Sanctis eliminó bastante bien. Al loro, con de Sanctis, en 3 partidos, un solo gol.

    Psdt: Creo que hay un fallo tecnico, pues cada poco tiempo se me actualiza sola la pagina y aunque no tarda mucho por estar todo en la cache molesta un poco. me pasa solo a mi?

  2. Thom Yorke

    24 de diciembre de 2007 a las 1:39 pm

    #1 NIPO dijo,

    A mi tambien me pasa, es el tercer post que escribo porque se me han borrado los dos anteriores, y no veas como jode eso, así que resumiré lo escrito:

    El Sevilla cada vez me gusta más y se parece al del año pasado. Empaque de equipo, rapidez por las bandas y trabajo. No hay más misterio de este Sevilla, y no hay otro camino para el éxito que el trabajo. El equipo despues de las convulsiones que lo han azotado desde la pretemporada está encontrando el camino. Como leí a Segurola el otro día, «al Sevilla le han pasado demasiadas cosas este año».

    Dos apuntes, uno lo ha dicho NIPO arriba, De Santics le ha dado mucha seguridad a la defensa y Mosquera se puede convertir en el central de la Liga (¿junto con PEPE?)

    FELIZ NAVIDAD A LA FAMILIA DE DdF