Bob Dylan y la crisis del Valencia

Hasta aquí los hechos. Le agradecemos a Bob Dylan la brevedad con la que ha expuesto la crisis del Valencia. La derrota 0-3 ante el Barcelona en Mestalla evidencia que el equipo de Ronald Koeman sigue enfermo y en pleno proceso de cambio. Tras cuatro derrotas casi consecutivas (salvo por la victoria a domicilio ante el Deportivo) frente a Chelsea y Rosenborg en Europa y Espanyol y Sevilla en el camponato doméstico, Juan Soler destituye a Quique Sánchez Flores.

Desde la distancia y el paso del tiempo, el entrenador español era el tapón del desagüe. En el momento de su partida, el equipo ché todavía tenía posibilidades reales de clasificación en Champions League y su situación en la Liga no era dramática ni mucho menos. La plantilla atravesaba complicaciones, pero tampoco lo suficientemente intensas para justificar una destitución, aunque el público no pensara igual. La razones eran más profundas, más personales, menos deportivas. Pero… cuando quitas el tapón, el agua se escapa por el desagüe.

De la inestabilidad nunca pueden conseguirse buenos resultados deportivos, sobre todo si viene promocionada desde la presidencia de un club. El Valencia lleva una trayectoria interesante, con varios proyectos deportivos consecutivos exitosos, con un rendimiento importante tanto en el camponato nacional como Europa. Claudio Ranieri, Héctor Cúper, Rafa Benítez y Quique Sánchez Flores dieron consistencia al club, proyectaron y plasmaron sobre el césped una identidad casi unitaria, confeccionaron plantillas serias, de compromiso y trabajo, con algunos jugadores destacados. Pero todos ellos vivieron momentos de ruptura con la grada y convulsiones internas con directores deportivos y presidentes de la entidad. No se ha repetido ni una ni dos ni tres veces, el problema es un bucle constante, un mal casi endémico.

Ronald Koeman, nuevo entrenador del Valencia, no puede ser la respuesta a los problemas. El holandés no es la solución perfecta. El club ché debe definir un objetivo real de acuerdo a sus posibilidades, formar un equipo técnico deportivo de confianza, garantizar su trabajo independiente con la exclusión presidencial de la toma de decisiones deportivas, contratación del entrenador y jugadores idóneos para el modelo escogido y estabilidad y confianza en la planificación y trabajo diarios de los protagonistas.

 Lo que sucede en el césped es el resultado comprensible de la falta de tranquilidad en el entorno y de coherencia en la gestión. Deportivamente el equipo no ofrece garatías ni resulta fiable. Los números no ofrecen ninguna duda: 25 puntos, 8 victorias, 1 empate y 7 derrotas. 20 goles a favor y 26 tantos en contra. Muy lejos de las estadísticas de los mejores. Poca producción ofensiva debida al mal estado de forma de David Villa y David Silva y problemas en la línea de atrás. Sin la consistencia defensiva de antaño, el modelo hace aguas y se quiebra. El Valencia necesita dos pastillas de estabilidad.

Periodista. Un apasionado de la competitividad del fútbol europeo y el romanticismo nostálgico de la Liga Argentina. El periodismo radiofónico y el análisis futbolero de plumas finas son su otra pasión. Algún día verá un partido en la Bombonera o el Monumental con 'los pies en el aire'. Y confiesa que la afirmación "El gol es un pase a la red", de César Luis Menotti, siempre le sonó a Alicia en el país de las maravillas. Podrás encontrarme en: (juanfcia@gmail.com); (https://twitter.com/jfcia); (http://www.facebook.com/people/Juan-Francisco-Cia-Lopez/758594280); (http://www.linkedin.com/in/juanfcia)

11 Comments

  1. Giorgios Papaloukas

    16 de diciembre de 2007 a las 7:40 pm

    Ayer no pude disfrutar del todo con la victoria del Barça, el Valencia no me dejó buen sabor de boca.

    Como ya fije, van a quemar a Koeman.

  2. Paco Ruiz

    16 de diciembre de 2007 a las 7:44 pm

    No, no, pero la culpa es de Quique (y los que lo defendemos somos unos ingenuos que no estamos en el entorno).

  3. chimoeneas

    16 de diciembre de 2007 a las 7:47 pm

    no, el valencia ayer estuve horrible. y, como dices, a koeman lo van a quemar pronto antes de que sepamos si es un buen o un mal entrenador. demasiado bien estaba yendo el valencia en medio de estas crisis, lo que se creía natural ahora se ha visto que era una época excepcional.
    y también me preocupa que esta crisis del valencia afecte a la selección…

    por cierto, grandioso lo de bob. a ver si también me hago mis mensajes.

  4. Juan F. Cía

    16 de diciembre de 2007 a las 8:00 pm

    Gracias chimoeneas por lo de Bob. De todas formas estaremos de acuerdo en que grandioso es él jeje. En cuanto a lo de Koeman estoy de acuerdo. Mientras no se cumplan todas las condiciones que explico en el post, yo no tomaré una decisión sobre la capacidad del entrenador holandés para dirigir a un equipo de aspiraciones importantes. Por cierto, me gustaría que entre todos le echáramos un ojo al papel de Miguel Ángel Ruiz en la dirección técnica de este club (tiene pinta de terminar en papelón).

    Saludos.

  5. BoVeS

    16 de diciembre de 2007 a las 11:03 pm

    Pues para mí es una putada muy grande mirando a la Eurocopa que el Valencia esté mal, es la base de la selección. Si Villa, Silva, Marchena, Albelda, Albiol y Joaquín (casi nada todos estos), llegan mal al verano… España lo acusará bastante creo yo.
    Esperemos que no dure mucho la crisis, por el bien del Valencia y de España.

  6. chimoeneas

    17 de diciembre de 2007 a las 12:07 am

    hace poco en el país un artículo sobre de dónde venía cada fichaje de este año (de quique, de carboni, de m.a.ruiz) y realmente era un auténtico desastre, una impresionante falta de coordinación.
    repito que me parece increíble lo bien que ha funcionado el valencia en los últimos años con las grandes crisis que ha sufrido.

    y sobre bob no se puede decir nada mala: eso sí me parece infinitamente mejor compositor que intérprete. una leyenda

  7. Vega

    17 de diciembre de 2007 a las 3:18 pm

    Quique vete ya, Quique vete ya…

  8. noticias deportivas

    17 de diciembre de 2007 a las 5:00 pm

    Se echa de menos a Quique…

  9. Pingback: Doctrinas españolas: El Benfica de Quique » Diarios de Futbol

  10. Pingback: Buy elavil.

  11. Pingback: Ephedrine buy online cheap.