Hablamos de fútbol

Muy recomendable es pasarse los viernes por la web de El Mundo y encontrar la sección «Hablamos de fútbol». Desde el principio de temporada Orfeo Suárez nos está brindando unas extraordinarias entrevistas:esta semana Caparrós, la semana pasada Pellegrini… En general me gustan mucho las entrevistas con un poco de miga, bien contextualizadas y no necesariamente apegadas a la actualidad.

Cuando se intenta hablar de fútbol y no se busca el titular fácil ni machacar la última polémica absurda, se consigue que el protagonista se quite la coraza y se pueda leer algo realmente interesante. Nada que ver con esas ruedas de prensa, entrevistas a pie de campo, o el 95% de la información de fútbol que se da en los telediarios (se salvan los resúmenes de los partidos) en las que realmente parece que el mundo del fútbol tiene un encefalograma plano, o que entrenadores y jugadores son amargados que detestan su profesión.

Volviendo a las entrevistas es una pena que El Mundo no las agrupe en una sección. Tambien del mismo periodista hay un buen blog (buen post esta semana sobre el asunto Raúl-Aragonés), tampoco esta mal el de fútbol internacional de Ruben Amóna falta de «Historias del Calcio». El único pero que no se puedan sindicar. http://www.tb-credit.ru/kredit-na-kartu.html

4 Comments

  1. Cristian González

    7 de diciembre de 2007 a las 11:18 pm

    [Editado por autobombo]

  2. toto

    8 de diciembre de 2007 a las 12:30 am

    «Nunca sabremos qué habría hecho el mentor de Pellegrini con Riquelme, que minutos antes de esta entrevista realizaba su último entrenamiento como un mutante entre el frenesí de sus compañeros, sin cruzar una sola mirada con el técnico. Parecían esas dos Sudaméricas tan cercanas y distantes a un tiempo: la ascendencia europea e ilustrada del ingeniero frente al joven sin formación, al que su ADN indígena le permite resistir contra todos. La pelota los acercó y la convivencia los separó»

    Igualmente este parrafo de Orfeo Suarez me parece lamentable. ¿ADN indigena?. Establecer un juicio de valor positivo sobre esa latinoamerica europea e ilustrada del ingeniero pinochetista, y establecer un paralelismo que pretende ser poetico y es completamente desafortunado.

  3. sebask

    8 de diciembre de 2007 a las 12:48 am

    Perdón, ¿Cuál sería el pinochetismo en poner el colectivo por sobre la indisciplina de la estrella?

    La jugada de Pellegrini de poner por delante al equipo pudo haber salido mal, muy mal… pero salió bien, y la enseñanza está ahí patente, no sólo en el fútbol sino en toda actividad: las reglas iguales para todos… cuesta pensar en una norma más lejana al pinochetismo.

    En todo caso, me ha pasado también: el fanatismo por un jugador -o club… o el fanatismo a secas- hace decir boludeces. (podría ser una advertencia como en los cigarrilos)

  4. madridismoatope

    8 de diciembre de 2007 a las 11:24 am

    [Editado por autobombo].