Algo más que ‘michelines’

william-foulke.jpgVarios debates entre amigos con la comparación del fútbol actual y el pasado como telón de fondo, nos llevaban a la conclusión de que muchos de los grandes nombres de la historia de este deporte, serían hoy esclavos de su físico. El fútbol cambió progresivamente, machacando aquellos orgullosos ‘michelines’ que lucían en los 50-60 para convertirlos en muestras de portentosa hombría con el nuevo siglo.

¿Qué sería de ‘Pancho’ Puskas corriendo ante Wallcott? ¿Cómo lograría zafarse Di Stéfano de Essien? ¿Podría Bobby Charlton dirigir con Gattuso de frente?… sea cual sea tu pregunta, nunca podría superar la historia de William Foulke, el futbolista más ‘pesado’ de la historia.

‘Fatty’, como se le conocía en Inglaterra durante sus días de arquero, llegó al deporte rey desde el cricket, donde dicen que era un buen jugador. Eran principios de siglo y el fútbol crecía como la espuma en Inglaterra, con lo que Foulke decidió ingresar en diversos equipos de su pueblo (Blackwell), como el Alfreton o el Blackwell Colliery. Apenas unos meses después llegó hasta el Sheffield United, donde jugó diez campañas. Todo parecería normal sino fuera porque el portero medía 2,01 y pesaba alrededor de 158 kilos. Una ‘mole’ en toda regla.

Con los ‘Blades’ dejó historias que ahora serían un auténtico imposible, escenas para la carcajada en un fútbol tan arcaico como alejado de la preparación física. Hay pruebas de que en 1897 obligó a la suspensión de un partido porque rompió el travesaño tras colgarse de él. Dicen que aquél partido Foulke se aburría bajo palos…

Le llamaban oso porque golpeaba la pelota con enorme violencia y lograba rebasar en más de una ocasión la línea de meta rival pero su mal carácter unido a sus dimensiones, también le crearon problemas. En 1902, durante la final de la FA Cup, a Foulke no le pareció ecuánime un gol controvertido del Southampton que igualó el partido (propiciando que se disputara después un desempate) con lo que, alocado tras el partido, buscó por los pasillos del estadio, semidesnudo, al colegiado (Sr. Kirkham), que, al parecer, tuvo que refugiarse en una pequeña habitación de la ‘ama de llaves’ hasta que la ira de Foulke fue atenuando.

Con 32 años y aumentando su masa corporal, firmó por el Chelsea bajando a Segunda División y aunque allí fue capitán, decidió marcharse al Bradford, donde batió todos los récord…de peso, llegando a vestirse de corto con 165 kilos. Una cifra inigualable que, a la larga, le pasó factura con una muerte prematura a los 42 años y con un peso aún mayor. En su partida de defunción, para los más pasionales, se hablaba de cirrosis.

Pese a todo esto, llegó a ser internacional con Inglaterra en un amistoso ante Gales que ganaron los pross (4-0) y tiene en su poder 2 Fa Cup (1899 y 1902). Ahora, posiblemente, reflejaría su pasión por el fútbol con un sombrero británico en la cabeza, un ‘bombo’ como inestimable amigo y los gritos de apoyo hacia los suyos. Manolo (el del ‘bombo’) sabe de qué le hablo…

Redactor jefe de Goal.com. Administrador blog El Enganche. Redactor defensacentral.com. Colaborador en diversos medios escritos y web, fue redactor jefe de Revista Fútbol 11 y ahora es corresponsal en España de la revista Fox Sport. Colaborador fútbol internacional Punto Radio. Ante todo, un fanático del fútbol internacional. Los enganches y extremos siempre tendrán mi apoyo. ¿Donde se quedó el término trequartista?

41 Comments

  1. Dadan Narval

    6 de noviembre de 2007 a las 10:52 am

    Qué bueno… no conocía este nombre. Gran hombre gordo, con un gran corazón gordo, como escribió un periódico de Homer Simpson. Lo que tengo claro es que, a pesar de los nostálgicos -del-fútbol-que-nunca-vieron, hoy en día la gran mayoría de los grandes jugadores del pasado no llegarían a casi nada.

  2. Ramón Flores

    6 de noviembre de 2007 a las 11:12 am

    Yo no lo tengo nada claro, Dadan. De hecho, pienso lo contrario.

  3. Luisi

    6 de noviembre de 2007 a las 11:21 am

    Tenías que buscar ahora al jugador de fútbol más flacucho, que también tendrá su mérito.

  4. primo de rivera

    6 de noviembre de 2007 a las 11:22 am

    no se puede demostrar pero estoy seguro que pancho puskas, con sus kilos de más, en el fútbol de hoy, no se comería una rosca. las defensas son mucho más rápidas que antes y el fútbol es más táctico, incluso los de arriba están obligados a presionar. además, a puskas la prensa le pondría de vuelta y media por no estar en plena forma, lo cual le crearía una ansiedad adicional que seguramente influiría negativamente en su rendimiento.

  5. martin foro

    6 de noviembre de 2007 a las 11:28 am

    Hum, si es cierto lo que dices Dadan, no se hasta que punto es algo bueno, o mas bien da idea de que futbol tenemos ahora…yo difiero, no es lo mismo estos jugadores de principios de siglo, a los de hace 40 o 50 años. Si, puede que en esa epoca no estuvieran preparados fisicamente, pero si vivieran ahora, lo estarian…por otro lado, y sin que sirva de precedente, le daria la razon a Cappa en eso, el futbol no es solo fisico y velocidad, si asi fuera deberian ficharse jugadores de rugby y atletas. Maradona, no hace tanto tiempo, lucia un fisico no precisamente maravilloso, y veamos que hizo…

    No se, reconozco que me aburro soberanamente en la mayoria de los partidos que veo, igual por eso prefiero pensar, nostalgicamente, que el futbol tuvo una edad de oro donde se jugaba bien(y al menos estadisticamente,es asi, el numero de goles es mucho menor ahora que antes). Si, lo reconozco, para mi jugar bien es que se metan goles(aunque vengan de fallos defensivos), un 0 a 0 en futbol suele ser la marca de un delito.

    A quien le estoy cogiendo dia a dia mas tirria, es al colectivo de entrenadores, para mi ellos son los culpables de la situacion, orden, control, seguridad defensiva, cerocerismo, prudencia, que si perdemos tres veces nos echan…han encorsetado de tal forma el juego que lo han convertido en algo generalmente aburrido. Podreis vencer, pero no convencereis…

    @Jose David: Si, lo de la porteria lo habia oido tambien, por cierto, que un portero gales de la seleccion, de no hace tanto tiempo, tambien era bastante pesadito, recuerdo haber visto con sorpresa un resumen de un partido de Gales en el que aparecia.

    Me encantan este tipo de articulos sobre el pasado 😉

  6. Ramón Flores

    6 de noviembre de 2007 a las 11:37 am

    Afortunadamente para los que nos gusta el fútbol técnico, ejemplos de futbolistas maravillosos con una forma física discreta y que nunca dieron una carrera de más salen por todos lados, aun en tiempos modernos; curiosamente, las mayores millonadas se suelen pagar por ellos. No es una regla, pero con gran frecuencia el número de kilómetros recorrido por un futbolista en un partido es inversamente proporcional a su calidad individual.

  7. buke

    6 de noviembre de 2007 a las 11:42 am

    Yo no se cuanto debería de pesar peter schmeikel en sus ultimos años, pero me atrevería a decir que estaría cerca de los 100 kilos, porque era una autentica mole…

  8. buke

    6 de noviembre de 2007 a las 11:52 am

    @Ramón Flores.

    Eso es porque los jugadores “normalitos”, para poder subsistir se ven obligados o bien a tener un gran sentido tactico y de colocación sobre el campo o a tener un físico prosigioso y hacer gala de un pundonor y sacrificio enviadiables. Que sería sino de los Gattuso, Essien, Makelele…

    Y sin embargo, Ronaldo, Romario, Ronaldinho, Ibrahimovic, … no necesitan sudar mucho para destacar (que curioso, casi siempre son brasileños y casi nunca juegan en inglaterra…)

  9. Garrincha7

    6 de noviembre de 2007 a las 12:14 pm

    Buenísimo el post J.David 😀

    Por cierto, ¿¿¿se enfadó y persiguió al árbitro en 1902 pese a haber ganado el título??? jajaja que peligro

    Coincido con Martín: seguramente los que antes veíamos con sobrepeso o directamente en una forma irregular hoy día tendrían el físico de un futbolista preparado, sino directamente no jugarían, pero se adaptarían. Eso si, gentes como Ronaldo o Ronaldinho en aquellos tiempos serían más que felices, con muchos menos millones pero triunfando como Puskas sin esa presión por los kilillos de más jeje.

    Un saludo!!

  10. Borja Barba

    6 de noviembre de 2007 a las 12:19 pm

    Creo que a lo que se refería Dadan, o así lo he entendido yo al menos, es que cualquier jugador de hace 40 o 50 años, con la preparación física y los conceptos tácticos de aquel entonces, hoy en día lo tendría complicadísimo para llegar lejos o para triunfar. Y en eso estoy con él. Evidentemente, si a Di Stéfano, Puskas, Bobby Charlton o Garrincha les pusiéramos a trabajar con un preparador físico de hoy, la cosa sería diferente… o no, vete a saber si Garrincha toleraría una preparación física en condiciones.

  11. José David López

    6 de noviembre de 2007 a las 12:21 pm

    A Dadán: Yo normalmente también alcanzo esa conclusión. No veo a Puskas ni tan siquiera viviendo por su calidad. Creo que jugadores como Ibrahimovic, Totti o Messi, serían antes dioses, realmente algo difícil de explicar.

    A Luisi: Lo buscaré, gracias.

    A Primo de Rivera: Me quedo con tu aporte sobre la ansiedad. Que le pregunten a Cassano o a Roni.

    A Martin foro: Aquí te esperaba crack. De los actuales de Gales hay uno que es un auténtico ‘musculitos’: Jason Brown. Yo también disfruto con etsos artículos.

    A Ramón Flores: Es cierto, basta ver las estadísticas de los mediocentros.

    A Buke: Curioso lo de inglaterra si, sin duda allí serían un posible ‘pegote’.

  12. José David López

    6 de noviembre de 2007 a las 12:25 pm

    A Garrincha: Explico bien aquello de 1902 (lo he resuelto ya en el post) por si acaso hay dudas y así, de paso, entro en detalles. Lo cierto es que ese altercado fue en el primer partido de aquella FA Cup Finals.

    Allí aquel contovertido gol propició el 1-1 final y Foulke se cabreó. Después, se tomó justicia pues los Blades ganaron 2-1 el segundo y definitivo partido.

  13. Garrincha7

    6 de noviembre de 2007 a las 12:28 pm

    @ Borja Barba

    Pues igual el primer Garrincha si, pero aquel de mediados de los 60 que comenzó a dar tumbos por su carrera y su vida, ya pasaría un poco del tema. Se me viene a la mente un genio como él, cuya querencia por el alcohol y la pachanga es también muy conocida: el Mágico González.

    Un saludo!!

  14. Marcel

    6 de noviembre de 2007 a las 12:33 pm

    Cómo me gustan estos artículos. Gracias José David.

  15. Estoja

    6 de noviembre de 2007 a las 12:43 pm

    Me paso por momentos al fútol sala.
    Yo siempre me acordaré del portero de fútbol sala de Italia, Gianfranco Angelini. No se cuanto pesaba, pero creo que alrededor de los 115 kilos. Lo mejor de todo es que el tío era buenísimo y además muy ágil. Hace como unos 3 años que no lo veo jugar, no se si aún está en activo.

  16. Thom Yorke

    6 de noviembre de 2007 a las 1:25 pm

    Felicidades por el artículo. Realmente curioso, aunque era un epoca en que la preparación física brillaba por su ausencia. Yo tengo una foto de principios de siglo (sobre el 10 o el 12) de los jugadores del Sevilla tomando cervezas, por entonces ya existia la Cruz del Campo, y fuamando alegremente justo antes de un partido.

    Respecto a lo que apuntais, yo pienso que cualquier jugador de calidad del pasado, destacaria igual o incluso más en el futbol actual, eso si, tendria que tener una preparación física mejor. Pienso que el futbol actual es 60 ó 70 % físico-táctico y lo demás es técnico. La mayoria de los jugadores son atletas, pero técnicamente…

    No pensais que el futbol de antes era más vistoso. Me encararia ver un partido de los años 40 ó 50 para poder comparar.

  17. Agustín

    6 de noviembre de 2007 a las 1:30 pm

    En todas las épocas hubo “normalitos”, “buenos” y “genios”. Lo que sucede es que como en los viejos tiempos la preparación física no estaba tan sistematizada e impuesta como ahora, “los buenos y los genios” ridiculizaban a los “normalitos” dada su superioridad técnica. Hoy día un jugador limitado se destaca por su incustionable sentido táctico y estado físico aeróbico arrollador, para no dar ventajas y amortizar la falta de sudor con talento.

    Y para que aprecien el escaso concepto de profesionalismo atlético (e ingenuidad) que existíó hasta fines de los 60′, recuerdo a Di Stéfano promocionando…una marca de cigarrillos, con el cigarro en la boca y todo, diciendo “este es el que fumo”!! (creo que en la época que jugaba en Colombia)

  18. Agustín

    6 de noviembre de 2007 a las 1:43 pm

    Y ojo, si bien Maradona nunca fué un ejemplo de atleta estético y estilizado con sus 1.66m y 73/76 kg (en su mejor época), era casi imposible desestabilizarlo e igualar su arrollador pique corto. Con ambas características marcó una enorme diferencia y, al menos para mí, de haber sido su peso natural inferior (léase unos 63 kg), Maradona no habría sido Maradona. Una vez que por cuestiones del paso de tiempo perdió el pique y superó los 80 kg, modificó radicalmente su juego conviertiéndose en un “lanzador” de gran precisión en el pase, que sabía cubrir muy bien la pelota. Echen un vistazo a su actuación en USA 94′ o algo de lo realizado en su último (y lamentable) paso por Boca Jrs.

  19. Thom Yorke

    6 de noviembre de 2007 a las 1:54 pm

    Uno de los secretos de Maradona es su punto de equilibrio muy bajo. a Messi le pasa lo mismo.

  20. Bp(Jose)

    6 de noviembre de 2007 a las 2:12 pm

    Genial post. Estos “alrededores dle fútbol” me gustan mucho más que hablar de árbitros catalanes.

    Está claro que el físico influye mucho. Si Ronaldinho siempre hubiera estado “fuerte” seguiríamos diciendo que es un crack. Como lo hemos visto más fibroso que musculoso, sabemos que se ha pasado del mejor jugador del mundo a (“simplemente”) un crack.

  21. palentino

    6 de noviembre de 2007 a las 2:14 pm

    Me encantan estos articulos. Excepcional.

  22. Juan F. Cía

    6 de noviembre de 2007 a las 2:27 pm

    José David,

    Simplemente genial. Me ha entretenido muchísimo el post. Y la foto no tiene precio. Estoy de acuerdo con Bp(Jose), esto es mucho más divertido que hablar de árbitros catalanes.

    Saludos.

  23. Enrique Laméyer

    6 de noviembre de 2007 a las 2:51 pm

    Sin llegar a los niveles de Foulke, evidentemente, en los últimos años sí que ha habido jugadores con un deficiente nivel físico que han rendido de manera más que notable. Ahí están por ejemplo, Gascoigne o Le Tissier, de quien es la frase “durante mi etapa de jugador mi dieta consistía en cerveza y hamburguesas”.

    Y Maradona tampoco es que fuera Touré físicamente y miradlo 😉

  24. Bp(Jose)

    6 de noviembre de 2007 a las 3:03 pm

    Añado a Ronaldo y Aílton, pichichis en dos ligas “premier” con una constitución física bastante “fuerte”.
    A otro nivel, Donato fue clave en la liga del Depor. Viqueira (a mi siempre me ha parecido de un peso excesivo) ha hecho sus cositas con Depor y sobretodo Recre.

  25. Juan F. Cía

    6 de noviembre de 2007 a las 3:08 pm

    Otro futbolista menos glamuroso con los mismos problemas es Óscar Téllez, jugador de la cantera madridista y que ha hecho carrera en el Alavés. Lo último que sé de él es que el equipo alavesista quería echarle por sobrepeso (más de 100 kilos).

    Saludos.

  26. José David López

    6 de noviembre de 2007 a las 3:38 pm

    A Thom Yorke: Esa foto estaría bien poder verla. En cuanto a los partidos de 40-50, no se llega a tanto por temas de video, pero yo el más antiguo que tengo es la final de la FA Cup de 1953 entre Blackpool (con Stanley Matthews) y el Bolton y te aseguro que se apreca mucho la falta de ritmo.

    A Agustín: Lo de Di Stéfano anunciando Habanos…ya no tiene precio…

    A Enrique Laméyer: Sí, estoy de acuerdo, peor Gascoigne y Le Tissier, no sólo tenían su problema en el físico, sino en el carácter. Dos enemistades para el fútbol actual.

    A Bp(Jose): Aílton sigue jugando aún en el Disburgo, por si alguno no lo sabía. Pasó sus ‘michelines’ por equipos tan singulares como el Roter Stern Belgrad.

    A todos: Gracias inmensas por las felicitaciones al artículo.

  27. pavel

    6 de noviembre de 2007 a las 4:23 pm

    Otro que siempre dio la sensación de ser un cochinillo era Camacho, por las fotos que veo de él, aunque puede que sea la impresión que da su cara de bolla.

  28. Alberto

    6 de noviembre de 2007 a las 4:59 pm

    Tampoco hay que remontarse tanto: recuerdo una imagen de la concentración de Bulgaria en el mundial 98 que casi no se veía del humo. Y, sin ir más lejos, varios jugadores de la selección española anunciaban hasta hace muy poco (puede que todavía pongan el anuncio, no estoy seguro) una marca de cerveza.

  29. mourinho

    6 de noviembre de 2007 a las 7:37 pm

    Gran artículo, pero no hay que comparar épocas.
    Y dudo que si D.Stefano fuese jugador del siglo XXI fuese un manta.

  30. mourinho

    6 de noviembre de 2007 a las 7:41 pm

    Ah, y lo que dice Ramón Flores no es verdad. Silva, por ejemplo, es el que más km hace en el VCF y Ballack en el Chelsea, como Beckham en el Madrid o Alves en el Sevilla.
    Además, jugadores como Essien son mucho mejores futbolistas que Aimar, que seguro que se hace mil toques con un balón y tiene infinita más calidad.

  31. NIPO

    7 de noviembre de 2007 a las 6:55 pm

    Fantastico artículo, otro de estos jugadores con sobrepeso actualmente es Ballesteros del mallorcak pesa algo más de 90 kg

  32. chimoeneas

    11 de noviembre de 2007 a las 12:20 pm

    a mí también me encantan estas historias que difícilmente leemos en otros lados.
    y como decís. con la forma física de antes a muchos cracks del pasado les costaría seguir el ritmo de hoy. otra cosa es que a sus talentos se les uniera la preparación que se puede tener en la actualidad.
    nipo: ballesteros es muy grande. en todos los sentidos.

  33. Pingback: El checo de oro » Diarios de Futbol

  34. VinnieJones

    18 de febrero de 2008 a las 11:31 pm

    Pues esto es una completa sorpresa para mi.Desconocía que teníamos una tradición de buenos y gordos porteros. Y digo esto porque mi club en las islas es “Sheffield United”, o mejor dicho los Blades. Ojala el Gordo Kenny pueda darnos una nueva Copa de Inglaterra, para que se sigan burlando de el en diario AS…queroso.

  35. VinnieJones

    18 de febrero de 2008 a las 11:32 pm

    Pues esto es una completa sorpresa para mi.Desconocía que teníamos una tradición de buenos y gordos porteros. Y digo esto porque mi club en las islas es “Sheffield United”, o mejor dicho los Blades. Ojala el Gordo Kenny pueda darnos una nueva Copa de Inglaterra, para que se sigan burlando de el en diario AS…queroso.

  36. Pingback: El alumno aventajado » Diarios de Futbol

  37. Nex

    4 de octubre de 2008 a las 2:08 am

    Enhorabuena por el artículo José David,de primeras sabía que iba a ser interesante, así que con todo lujo me he ido a por un café para saborearlo completamente, a disfrutar del artículo, y del debate por supuesto.

  38. Técnico sobre el Tapete

    4 de octubre de 2008 a las 2:36 pm

    Para el comentario 5,. creo que el portero al que te referías es Neville Southall, que jugó hasta una edad muy avanzada y con un físico bastante peculiar.

  39. Pingback: El alumno aventajado | Terreno Deportivo

  40. Pingback: Balones de Oro: El checo de oro (1962) | fútbolWatch

  41. Daniel L.

    10 de junio de 2009 a las 1:14 pm

    Para los no iniciados diré que escuchando opiniones de los que vieron jugar a DiStéfano y todos coinciden en que fue un superdotado físico. No hablamos por tanto de un jugador que destacaba exclusivamente por sus dotes técnicas-que en este aspecto los hubo mejores ya en su tiempo- sino que sus facultades físicas eran portentosas. Partamos de ahí para opinar. Informémonos mejor primeramente. Saludos.