Rossi, un crack en ciernes

rossi.jpg Aparecen de vez en cuando futbolistas jóvenes a cuyo alrededor se empieza a escuchar un runrún que lleva cada vez más miradas a posarse sobre ellos. En algunos casos, los más, el ruido se acaba extinguiendo y el jugador en cuestión acaba en los subterráneos del balompié o en el melancólico territorio de las eternas promesas; en otros, los menos, llega un momento inolvidable en que, repentinamente, el rumor se torna estampido, a la vez que el chaval abre de una patada las puertas de la fama y cruza el umbral para convertirse en realidad.

Quien ha seguido durante un tiempo la carrera de Giuseppe Rossi (Teaneck, 1987) llevaba ya mucho tiempo esperando la explosión, que se ha demorado lo que un equipo más o menos puntero ha tardado en darle partidos en la élite. Hijo de inmigrantes italianos y criado en la imprevisible cantera del soccer, Rossi se ha pasado la adolescencia y el comienzo de su juventud buscando el entrenador que confiara en el fútbol que contenía su pequeño cuerpo de 1,73. Parece que su hombre es Pellegrini, y en el cheque al portador que es el Villarreal actual para los jugadores de talento, el chaval presenta una tarjeta de siete goles en nueve partidos de Liga, y la candidatura más firme a ser el jugador revelación del campeonato.

En realidad, no es el técnico chileno el único que ha confiado en él; el primero fue su padre, profesor de Instituto y entrenador aficionado, que le enseñó los rudimentos del juego y no dudó en acompañarlo a Parma, siendo aún un niño, convencido de que su hijo era una mina y que la única manera de progresar era una formación seria en Europa. Por aquel entonces, el conjunto de la Romaña aún no había sufrido las convulsiones económicas que lo sacudieron a principios de siglo y mantenía aún cierta posición en el Calcio. Allí creció el joven Rossi -pronto rebautizado como America para sus compañeros- y a pesar de que su adaptación a la vida europea no fue fácil, sus actuaciones en los equipos Primavera acabaron llamando la atención de Alex Ferguson, que se lo llevó a Manchester con diecisiete añitos.

Sin embargo, el viejo Fergie no le dio demasiada cancha a Rossi en el año que pasó en Old Trafford, y a pesar de debutar en un partido frente al Crystal Palace –que, según confesión propia, jamás olvidará- se pasó casi toda la temporada en el filial; firmando, eso sí, una escandalosa cifra de 26 goles en otras tantas apariciones. Consciente del potencial de su pupilo, a quien en cierta ocasión llamó “el futuro del club”, pero aún reacio a darle un puesto en la primera plantilla, sir Alex decidió que lo mejor para su progresión eran las cesiones. La primera, al Newcastle, no resultó; pero en la segunda, en su querido Parma y con Claudio Ranieri en el banquillo, puso a funcionar su prodigiosa pierna izquierda y su velocidad supersónica para firmar un semestre de escándalo y conjurar un descenso que a su llegada parecía inevitable. Quizá su hazaña no llamó tanto la atención por tratarse de un conjunto venido a menos, pero el canterano que había regresado casi de incógnito salió del Ennio Tardini como un Mesías.

Parecía que había llegado la hora de Joe Red–como es conocido en Inglaterra- en Old Trafford, máxime cuando la plantilla de los red devils sólo posee tres delanteros puros y es extraño pensar, a día de hoy, que alguien pueda preferir a Saha. Sin embargo, la cuestión es que cuando Fernando Roig, que andaba buscando a alguien que le cubriera la baja de Diego Forlán –palabras mayores- llamó a la puerta de Glazer, ésta se abrió de par en par. Y todo apunta a que este fichaje, que de nuevo pasó sin pena ni gloria en verano, se convierta con el tiempo en otro de los hitos inevitables en la construcción del gran Villarreal.

Él dice que no tiene remate de cabeza ni pierna derecha; pero si no ocurre nada extraño, sus precisos remates con la zurda –pocos buscan los rincones como él-, su arrancada eléctrica, su capacidad para asociarse y, sobre todo, su permanente historia de amor con el gol le convertirán, más pronto que tarde, en un clásico moderno de nuestro campeonato. En Italia se le considera ya el heredero de Signori. Y hay una camiseta azzurra –eligió sus raíces antes que su lugar de nacimiento- que está tardando en llegarle. No hay prisa, pues una vez que se la ponga será difícil que se la quiten. Al tiempo.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

16 Comments

  1. luis

    5 de noviembre de 2007 a las 6:28 pm

    Lastima que se lesionó, tiene parecido con Signori pero también con Del Piero, es junto a Giovinco y Aquilani el mejor de su generación.

    Si es mejor que Saha y está cerca de Tevez con la salvedad de que es más joven y ductil, puede jugar de 9, de mediapunta, por afuera…se equivoco Fergie al dejarlo ir, aunque tambien pienso que el italiano lo quiso asi pues con la vejez de del piero, el fracaso de cassano, el retiro de totti, la mediania del resto, tiene todas las chances de ir a la Eurocopa y queria jugar con continuidad, eso si el inutil de Donadoni ve un poco de futbol español y sin en lugar de ir a ver los partidos del Inter en champions tuviera la decencia de observar un partido del Villarreal.

  2. Ramón Flores

    5 de noviembre de 2007 a las 6:33 pm

    En Italia ahora mismo haría un dueto fenomenal con Luca Toni, que está en gran forma. En tu lista (aunque es algo mayor) también metería a Pazzini.

    Saludos.

  3. luis

    5 de noviembre de 2007 a las 6:46 pm

    Aun asi tiene que mejorar algunas cosas, a veces es muy individualista y debe dar más asistencias. De las cosas que no le habia visto es que tira bien las faltas y a diferencia de Tevez por ejemplo y las demas mediapuntas italianas tiene más gol.

    Ya es tiempo de que tome el lugar del fracasado (en azzurro) Del Piero en Italia.

  4. Gontxo

    5 de noviembre de 2007 a las 7:02 pm

    Y contaban que tuvo muy clarito el decantarse con Italia. Y eso, que tuvo la opción de haber jugado el mundial con 20 años con la camiseta de EEUU y sin duda hay si qye hubiesa sido internacional todo el tiempo.

    Ala, también es un jugador que se le pira un poquito, que en el Mallorca.Villarreal le soltó una patada en la rodilla a F. Navarro sin venir a cuento que tela… que muchas veces a los buenos futbolisitas pasamos por alto su dureza.

  5. Stef

    5 de noviembre de 2007 a las 8:01 pm

    Giuseppe Rossi viste la camiseta azzurra desde el 2003 cuando estuvo en la selección sub 16. Recientemente ha vestido la camiseta azzurra de la seleccion sub 21. Casiraghi, el seleccionador, no dejó de llamarlo, incluso cuando militaba en el fútbol inglés y jugaba poquísimo. Estoy segura que pronto él y Pazzini, como ya lo hicieran Aquilani y Montolivo, darán el salto a la selección de mayores.

  6. Pingback: sportmaniacos.com

  7. Lobo

    5 de noviembre de 2007 a las 8:24 pm

    Es de esos jugadores que marcan goles como por inercia. Porque sí. También destaca por elegir siempre muy bien cerca del área. Lugar en el que pensar es casi imposibe.

  8. luis

    5 de noviembre de 2007 a las 11:13 pm

    Pues si Stef pero a diferencia de aquilani y montolivo (ni hablar del muerto de Pazzini) este ha hecho más meritos para ser convocado, lo que me hace pensar que criterios se usan, si te penaliza jugar en el extranjero o existe alguna regla para menores de 21 años, por ejemplo Casiraghi preferia a Palladino en la euro sub-21 un verdadero insulto al futbol.

    16 goles en 29 partidos este año, nada mal para una segunda punta.

  9. Ramón Flores

    6 de noviembre de 2007 a las 8:21 am

    @Stef, obviamente la camiseta que se menciona en el artículo es la absoluta. Y por cierto que al chaval le han dado bastante menos bola en las categorías inferiores de la que seguramente merecía. Bruce Arena estaba como loco porque jugase con USA.

    Saludos.

  10. Dj-Kanoci

    6 de noviembre de 2007 a las 5:52 pm

    Luis, pero tu has visto nunca jugar a Palladino?? Me creo que no, si hablas de insulto al futbol.. mira que ahora en la Juventus no esta jugando en su posicion (Ranieri prefiere que haga de lateral), el ano pasado dejo ver algo de lo que vale, no a caso le han comparado a Bettega.. Dale tiempo y veras

  11. luis

    6 de noviembre de 2007 a las 7:03 pm

    Palladino es bueno pero Rossi es mejor ¿eso es insultar al futbol?

  12. Rivaldo91

    12 de noviembre de 2007 a las 3:10 am

    Giussepe Rossi un goleador nose porq lo catalogan de segunda punta? por su altura? es un nueve aunque no sea de los clasicos mete goles como sea y mucha velocidad va ser un grandisimo jugador y en la liga empezo muy bien….ahora al que dijo q tomara el lugar del “fracasado” de del piero eso si es insultar al futbol…no se le puede llamar fracasado a un jugador que es maximo goleador de la historia de la juve sin ser 9 que a jugado 3 mundiales ganado uno por cierto con gol en semis incluido si no se hubiese roto estariamos hablando de uno de los grandes grandes pero mas casta y mas crack q el en italia solo totti en su poscicion y estan parejos…aparte que tiene mas goles y apariciones con la absoluta q el propio francesco de “il pinturicchio” se pueden decir muchas cosas pero nunca que es un fracasado jaja en españa se considera a raul casi como un dios futbolistico pero no tiene el mundial de alex…

  13. Rivaldo91

    12 de noviembre de 2007 a las 3:12 am

    y al comentario q hace una lista de la joven generación italiana…acuerdense de un nombre Alessandro Rosina, el y Giovinco si que van a tomar el relevo de Del Piero y Totti

  14. pepe

    17 de noviembre de 2007 a las 12:56 pm

    Giovinco??? quien es ese….

  15. Pingback: Encuestas LFP 2007/08: Mejor fichaje » Diarios de Futbol

  16. Pingback: Encuestas LFP 2007/08: Mejor fichaje — Algo más que deporte