Aproximación a la ‘guerra del fútbol’

Estás leyendo un artículo publicado hace algunos meses en Diarios de Fútbol.
Si quieres leer información y opiniones sobre los temas de mayor actualidad,
no dejes de echar un vistazo a nuestro blog

logos-futbol.jpgInmersos en una guerra por los derechos de las retransmisiones futbolísticas, Mediapro y Audiovisual Sport (en adelante AVS) se hallan envueltos en un conflicto que parece no tener otra salida que la de los tribunales. Entretanto, los aficionados españoles se encuentran en mitad de la disputa, ignorando en muchas ocasiones, hasta escasos minutos antes, si podrán seguir por algún medio (ya sea laSexta o PPV) el partido de su equipo. Pero, ¿de donde nace este conflicto?

Todo comienza cuando AVS anuncia, justo antes de que comience la liga, que la productora Mediapro, accionista mayoritaria de laSexta, le adeuda una cantidad de 56 millones de euros. Este dinero sería una parte del que, según acordaron ambas empresas, debería pagar la productora catalana a la empresa de Prisa para la “comercialización de un partido en abierto en cada una de las jornadas de Liga, así como la explotación de esa señal para resúmenes televisivos y para otros derechos internacionales”. Es decir, Mediapro debía pagar 150 millones de euros a AVS (para la temporada 2006/07) a cambio de poder emitir un partido en abierto, además de disponer de las imágenes de todos los encuentros para emitir resúmenes de los mismos. Según dicho contrato, esa cantidad se iría “ajustando” en temporadas sucesivas. Así las cosas, AVS anuncia que, hasta que no quede saldara la deuda, corta la señal a Mediapro y la cesión de los derechos audiovisuales. La deuda, siempre según AVS correspondería a la temporada pasada y la presente.

Mediapro, por su parte, afirma que esa deuda no existe y que, si la hay, es de AVS con ellos y que lo que Sogecable pretende es quedarse con el monopolio de los derechos de las retransmisiones de fútbol, incumpliendo así la llamada Ley de Interés General promulgada en 1997 por el entonces ministro Francisco Álvarez Cascos. Además, Mediapro amenaza con que “La gravísima y unilateral decisión tomada por sus directivos [de AVS], sin duda va a significar una drástica y sustancial reducción de los partidos que se emitirán esta temporada en televisión de pago”. Así las cosas, Mediapro denuncia a Sogecable por querer “echarnos del mercado y librarse de un competidor que ha demostrado su voluntad de estar en el sector” y anuncia que, como medida de presión ante la empresa de Prisa, cederá las imágenes para emitir más de un partido de fútbol semanal en abierto (lo que ha hecho estas dos jornadas con laSexta), como venía haciendo hasta ahora.

Pero, si los derechos de las retransmisiones son propiedad de AVS, ¿cómo puede Mediapro realizar esta afirmación?

Bien, resulta que ambas empresas, en el contrato firmado en verano de 2006, expresaron que sería AVS quien negociaría la renovación de los contratos con los clubes. Sin emabrgo, y tras acudir al Tribunal de Defensa de la Competencia, se manifestó que esta cláusula no impedía a Mediapro negociar, por su cuenta, los contratos con los diversos clubes, lo cual incluso fue refrendado por Sogecable ante Defensa.

En la actualidad, Mediapro posee acuerdos firmados con 39 de los 42 equipos de Primera y Segunda División (sólo le faltan Atlético, Getafe y Betis, con los que se encuentra en negociaciones) a partir de la temporada de 2009/10. Pero el problema viene cuando Mediapro ya tiene acuerdos, para a partir esta misma temporada, con una decena de clubes de primera entre los que se encuentran Racing, Zaragoza, Athletic, Levante o Sevilla, además de Valencia y Villarreal, cuyos derechos le fueron cedidos por Canal 9.

Gracias a estos contratos Mediapro, como medida de presión, impide el acceso de las cámaras de AVS a los estadios de equipos con los que tiene firmados acuerdos, niega las imágenes para los resúmenes de éstos equipos y afirma que, hasta que los tribunales dicten sentencia o se llegue a un acuerdo (que consistiría en mantener las condiciones de la pasada campaña), emitirá todos los partidos en abierto que le sea posible. Y, por consiguente, AVS hace lo mismo con Mediapro.

Y como ejemplo de esta polémica, Sogecale considera que la transmisión, por parte de laSexta del Villarreal (Mediapro)-Real Madrid (AVS) fue ilegal (o pirateado), mientras que Mediapro afirma lo mismo de la emisión, por parte de AVS, del Barcelona (AVS)-Athletic (Mediapro). Por lo que ha existido un cruce de denuncias.

¿Y quien tiene razón en este conflicto? Pues parece ser que serán los tribunales los encargados de dictaminarlo, si la Liga no consigue poner de acuerdo a ambas empresas. Y mientras ambas empresas siguen perdiendo cantidades ingentes de dinero y cada jornada salen más perjudicadas, el aficionado medio se mueve entre la incertidumbre de si podrá ver a su equipo y la felicidad que supone el poder disfrutar de más de un partido de liga gratis.

Y mientras, en mitad de la batalla, Sogecable ha denunciado al portal de internet Rojadirecta.com por ofrecer enlaces a diversos canales de todo el mundo por los que se puede acceder a partidos de fútbol gratis, incluidos evidentemente de la Liga española. Denuncia que, no obstante, parece que no interrumpirá la actividad de dicho portal ni tendrá mayores consecuencias ya que su labor (ofrecer enlaces canales que emiten por internet) no es en absoluto ilegal.

Más:
La versión de Sogecable
La versión de Mediapro

Periodista de vocación, y espera que también de profesión, disfruta charlando y escribiendo sobre fútbol, preferentemente internacional. Amante la escuela británica y holandesa, sus dos mayores ídolos fueron Dennis Bergkamp y Marco Van Basten. (enrique.lameyer @ diariosdefutbol.com)