New York Cosmos: un sueño fugaz

ny_cosmos.jpg

Muchos años antes de que Florentino Pérez irrumpiera en la escena futbolística mundial con una idea revolucionaria, de que se comenzara a hablar de los ‘galácticos’ y David Beckham irrumpiera en la Major League Soccer, un equipo norteamericano, a finales de la década de los setenta, consiguió juntar a los que, por entonces, eran algunos los mejores jugadores del planeta. Hoy se estrena un documental, “Once in a lifetime” sobre aquel conjunto, fugaz, glamouroso y con pretensiones planetarias, que quiso introducir de manera definitiva el soccer en los Estados Unidos y domiarlo. Fue el New York Cosmos, y merece la pena recordarlo.

La historia de este equipo comienza en 1971, tres años después de la creación de la North American Soccer League (NASL), una de las muchas ligas de fútbol que desde hace años se han creado en los Estados Unidos (la actual Major League Soccer es el vigésimo intento), prácticamente sin éxito alguno. El soccer era, por aquel entonces, el deporte número uno en Europa pero marginal en Norteamérica. A sus estadios apenas acudía una media de entre tres y cuatro mil espectadores, en su mayoría de origen latino, y se situaba muy por detrás de las verdaderas sensaciones del país: el baseball, el fútbol americano, el hockey sobre hielo y el baloncesto.

Sin embargo, el rumbo del Cosmos cambió en 1975 (tres años después del, hasta entonces, único título de liga del equipo). En ese año su presidente, Steve Ross, decidió dar un vuelco a la situación del fútbol en los Estados Unidos. Consiguió que la Warner Comunications, fundadora de la franquicia neoyorquina, firmara el contrato de explotación del equipo más importante hasta la fecha. Siete millones de dólares en conceptos de marketing, retransmisiones televisivas, conceptos publicitarios… Pero ¿cómo pensaba Ross rentabilizar semejante inversión la Warner con un deporte que apenas tenía tirón en los Estados Unidos? Fácil. Ross tenía un plan: juntar en su equipo, gracias a esa impresionante inversión, a los que por entonces eran los mejores jugadores del mundo. Y para inaugurar su proyecto, nada mejor que contratar al que, por entonces, era el mejor de entre los mejores: Edson Arantes do Nascimento, Pelé.

Por aquel entonces, Pelé contaba ya con 35 años, había logrado tres mundiales (el último cinco años antes) y había abandonado el Santos, su club de toda la vida. A pesar de su edad, O’Rei aún no tenía ganas de retirarse y varios equipos se interesaron por hacerse con sus servicios, sabedores de lo que significaba tener en sus filas a una leyenda viva del balompié. Quien más fuerte pujó por él fue la Juventus, cuyo presidente, Giampiero Boniperti, le ofreció un gran contrato para finalizar su carrera en Turín. Pero Ross, que sabía de sobra quién era Pelé, le asedió con una oferta aún mejor y, según cuenta la ‘leyenda’ una frase que le convenció definitivamente: “Si vas a Italia, conquistarás la liga. Pero si vienes a Nueva York, conquistará un país”. Así, el astro brasileño puso rumbo a la ‘capital del mundo’ para formar parte de un proyecto titánico. En el 76’ se sumó el italiano Giorgio ‘Long John’ Chinaglia, integrante y líder del Lazio campeón del scudetto de 1974. Aquel ‘grupo salvaje’ sobre el que en su día escribió Enric González. Fue su fichaje más prolífico. Jugó 254 encuentros en los que anotó 242 goles.

ny_cosmos2.jpgAl año siguiente, en 1977, llegaron al Cosmos otros dos campeones del Mundo: el brasileño Carlos Alberto, que había conquistado el título mundial con Pelé en 1970 como capitán de su selección y Franz Beckenbauer, el ‘Kaiser’, campeón en 1974 con Alemania. Ese fue el gran año del equipo de Nueva York. Tres campeones del mundo se juntaron en un mismo equipo a golpe de talonario en un movimiento sin precedentes en el fútbol mundial. Evidentemente, las audiencias se multiplicaron y la asistencia al Gigants Stadium, donde comenzó a jugar el Cosmos, pasó una media de apenas 3000 espectadores en 1974 a más de 34000 en 1977 y 47000 en 1978. El objetivo de dirigir los focos hacia un deporte minoritario estaba cumplido. Tdos los equipos del mundo querían, logicamente, jugar frente a las estrellas de Nueva York.

A finales del 77’, Pelé, se retiró del fútbol en un encuentro de su actual equipo con el Santos, jugando un tiempo con cada equipo. El Cosmos retiró el número ‘10’. Quedaron Chinaglia, el ‘Kaiser’ y Carlos Alberto. Pero el sueño continuó. A pesar de las incontables pérdidas que arrastraba el equipo, Ross siguió juntando ‘cracks’ y ganando títulos (las ligas de 1977, 1978, 1980 y 1982, además de varios títulos más) a la sombra del Empire State. Llegaron Vladislav Bogićević, codiciado centrocampista yugoslavo por el que se interesó el Bayern de Munich para sustituir a Beckenbauer y que, sin embargo, acabó compartiendo vestuario con el alemán en el Cosmos; Johan Neeskens, el genial centrocampista holandés finalista de los mundiales de 1974 y 1978 procedente del FC Barcelona; también el paraguayo Julio César Romero ‘Romerito’, que más tarde jugaría en el conjunto blaugrana como sustituto de Neeskens aunque sin suerte alguna.

Pero poco a poco, el dinero se iba acabando, los fichajes cada vez ilusionaban menos y generaban menos expectación. La asistencia al Gigants Stadium volvió a decaer. Los grandes jugadores ya no veían Estados Unidos como un retiro dorado donde ganar grandes cantidades de dinero jugando al fútbol. En 1984 la NASL echó el cierre y con ella, el New York Cosmos. El sueño de un empresario americano de formar el mejor equipo del mundo en un país donde el soccer apenas era conocido duró únicamente catorce años, apenas seis de pleno esplendor. Sin embargo, ningún otro equipo podrá afirmar que en su once titular se juntaron, al mismo tienmpo, Pelé y Beckenbauer, además de Chinaglia y Carlos Alberto. Un sueño fugaz, bonito mientras duró.

Notas de Fútbol | Cuando el fútbol se convierte en un circo
La Voz | New York Cosmos, el idilio del balompié norteamericano
Pablo Aro Geraldes | New York Cosmos – Los Galácticos retro
Wikipedia | New York Cosmos
Web | Cosmos Country

Periodista de vocación, y espera que también de profesión, disfruta charlando y escribiendo sobre fútbol, preferentemente internacional. Amante la escuela británica y holandesa, sus dos mayores ídolos fueron Dennis Bergkamp y Marco Van Basten. (enrique.lameyer @ diariosdefutbol.com)

20 Comments

  1. palentino

    20 de julio de 2007 a las 4:30 pm

    Espectacular articulo, sobre todo para jovenes como yo.

  2. Deston

    20 de julio de 2007 a las 5:51 pm

    Directivo del Cosmos de Nueva York sobre Franz Beckenbauer: “Decidle al boche que mueva el culo hacia adelante. No pagamos un millón de dolares por un tipo que holgazanea en la defensa.”

  3. Lobo

    20 de julio de 2007 a las 8:44 pm

    En USA nunca se implantará el futbol como lo conocemos. A las televisiones no les conviene el futbol ya que genera muy pocos ingresos comparado con otros deportes. En el futbol americano (Football) o beisbol se para el juego cada 10 segundos como mucho. Estas miles de interrupciones provocan la aparición de miles de cuñas publicitarias. En el basket hay cuatro tiempos, además de tiempos muertos, provocando una situación semejante a los dos deportes anteriores. Sin embargo en el Soccer, nuestro fútbol, no hay anuncios durante 45 minutos seguidos y después de un ratito otros 45 seguidos. Durante esos 90 minutos las televisiones se conforman con pequeños recuadros en la pantalla a los que casi nadie mira. Esto es algo que no aceptarán las televisiones ni las grandes empresas americanas. Sí aceptarán las chorradas de los entrenamientos de Beckham. Pero nada más.
    El fútbol es nviable en USA por motivos estrictamente económicos a los que son ajenos los americanos. He estado mucho allí y sé de que hablo.

    De todas formas el artículo y el espacio en general son geniales. Si queréis ver el mío:
    http://sin-barrera.blogspot.com/

  4. Deston

    20 de julio de 2007 a las 9:15 pm

    En una tele italiana vi que metían un mini anuncio (3 o 4 segundos) durante la final de la copa américa, cuando el juego estubo parado.

  5. BOOBSAREOK

    21 de julio de 2007 a las 9:34 am

    Pues mejor que no se implante porque si no el fútbol cambiaría , en cuanto estados unidos cada vez sacan mejores jugadores

  6. krawlek

    21 de julio de 2007 a las 10:24 am

    En Italia, al menos hace dos años, en cuanto se para el juego por una falta, lesión o lo que sea. Cualquier cosa que de un respiro de 20 segundos, te meten una cuña publicitaria…

  7. jecwit

    21 de julio de 2007 a las 10:53 pm

    La actual MLS solo cuenta con 10 clubes divididos en 2 conferencias. Además no todos los clubes participantes en la liga yankee tiene estadios exclusivamente para practicar el “soccer”, los Colorado Rapids juegan en el INVESCO Field, estadio de los Denver Broncos de la NFL (de football americano).

  8. R1Molano

    23 de julio de 2007 a las 1:23 pm

    Impresionante.
    gracias

  9. César

    21 de agosto de 2007 a las 7:33 pm

    Recuerdo un partido NY COSMOS vs PERÚ en New York en el año 82 (ganó Cosmos 5-1 y fué la 1era.vez que una selección peruana jugaba sobre pasto sintético-tartán-) en el cual se generó una broncaza , batalla campal espectacular en el que casi todos los jugadores , titulares y suplentes , se liaron a golpes.
    Todo se generó a raíz de un empujón que recibió Neskeens quien ya venía predispuesto y con ánimo de venganza contra el peruano César Cueto a raíz de una “deuda pendiente” del partido Holanda-Perú del mundial Argentina 78.

  10. daniel calderon

    27 de septiembre de 2007 a las 1:39 am

    yo soy jugador de futbol de ecuador del equipo olmedo este es mi numero de telefono 032604198

  11. JUAN ODRIGUEZ

    21 de julio de 2008 a las 7:04 am

    GRACIAS POR HACERNOS RECORDAR TAN LINDOS MOMENTOS DEL FUTBOL, Y PARA NUESTROS JOVENES QUE SEPAN UN POQUITO DE LA HISTORIA DEL FUTBOL EN U.S.A.,POR FAVOR CUAL ERA LA ALINEACION COMPLETA DEL COSMOS EN AUEL ENTONCES, MI DIRECCION cb_pr@hotmail.com

  12. Pingback: ENTRE BALONES Y PISTOLAS « Pegado al palo

  13. Pingback: ENTRE BALONES Y PISTOLAS « Libre (in)Directo

  14. Pingback: Leyendas del fútbol mundial « Fútbol es Fútbol

  15. Pingback: Torito Casale, Balompié » La Argentina y el Cosmos

  16. Charli

    9 de abril de 2010 a las 8:26 pm

    Me acuerdo que el Cosmos de Nueva York vino á España á jugar un partido amistoso á la ciudad de Sevilla contra el Real Betís Balonpie ,el partido acabó en empate á 2.
    Fue la unica vez que este equipo norteamericano jugó en España.

  17. Pingback: El diván del fútbol » Blog Archive » Cosmos, la transgresión vestida de soccer

  18. Pingback: Cosmos, la transgresión vestida de soccer « Goles desde el Periodico

  19. Pingback: Dos veces en la vida » Diarios de Futbol

  20. Pingback: Camisetas clásicas: vístete de hipster | futbol news