Murió Fontanarrosa

fontana.jpg Mi primer contacto con él fue casual. Dentro del maremágnum de regalos que pueblan la casa de uno el día de Reyes, habían encontrado su sitio esos Cuentos de Fútbol que en su momento recopiló Valdano. Cuando pasó la barahúnda, y ya sentado tranquilamente, me dispuse a sumergirme en esas diferentes visiones de mi deporte favorito que daban un número bastante elevado de autores –muchos famosos-. Había historias para todos los gustos: tristes, poéticas, terroríficas, documentales… De entre todas ellas, sin embargo, me llamó la atención especialmente la que relataba el secuestro, perfectamente planificado por un grupo de hinchas de Rosario Central, de un anciano que era considerado talismán, y a quien habían prohibido salir de casa –y mucho menos ir al fútbol- por una afección cardiaca. Tan kafkiano argumento desembocaba en una vorágine de locura, hilarante y desmadrada, narrada en un lunfardo tan ininteligible como intenso. Tan muerto de risa como deslumbrado, no pude por menos de quedarme con el nombre del autor: Fontanarrosa.

Desde aquel festival de carcajadas he seguido en la distancia su carrera, y sobre todo, Internet mediante, he disfrutado a menudo de sus desternillantes y siempre inteligentes viñetas. Celebré su contratación por Marca, en cuyas contraportadas dejó algunos textos que pronto serán piezas de coleccionista, y del mismo modo deploré el momento en que los vaivenes del diario se lo llevaron lejos, demasiado pronto. Adorado en Argentina, hubiera merecido serlo aquí también.

La última vez que había tenido noticias suyas fue hace unos meses, cuando fue noticia que la larga enfermedad crónica que padecía ya le impedía dibujar, y también su voluntad de seguir escribiendo guiones. Hoy le hemos dicho adiós, pero siempre nos quedarán las aventuras de Inodoro Pereira, sus viejas historias de mentalistas, su encendida defensa de las palabrotas como una de las excelencias del idioma, el recuerdo de su pasión canalla, o los centenares de cuentos que ya son referencia. No volverá a ser lo mismo, sin él, la mesa de los galanes.

A modo de epitafio, pocas frases definen mejor a alguien que la que él mismo pronunció:

No aspiro al Nobel de Literatura, sino que me doy por bien pagado si alguien viene y me dice: me cagué de risa con tu libro.

Hasta siempre, Negro.

MaTAdor | El Negro Fontanarrosa dibuja en la eternidad
Bar Deportes | La muerte de Fontanarrosa
Tic Espor | ¿Por qué a vos, Negro?

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

16 Comments

  1. Eduardo

    20 de julio de 2007 a las 6:28 pm

    La prueba viva del genio del Negro está en que en un blog español (muy bueno, por cierto) haya alguien como Ramón Flores que lo haya considerado lo suficientemente imoprtante como para dedicarle unas líneas.

    No sé si lo podés conseguir en España, pero el recopilatorio de sus cuentos, «Puro Fútbol», es para guardarlo en la mesa de luz y repasarlo de tanto en tanto.

    Gracias Negro. Lloraremos tu muerte, qué lo parió…

  2. fernando

    20 de julio de 2007 a las 7:11 pm

    Se ha ido un grande. Siempre quedará su obra para recordarle.

  3. ariel

    20 de julio de 2007 a las 7:41 pm

    Es muy frande el impacto que ha causado su fallecimiento en el mundo futbolero de Argentina. Me resulta impactante ver que en España —como de seguro ocurre en otros lugares— lo han admirado tanto como nosotros.

    El Negro fue uno de esos hombres que mostraron que la literatura y el fútbol pueden caminar de la mano, que se puede ser fanático y culto, que el placer de leer un libro puede combinarse con la enorme pasión que entrega este deporte.

    Sus relatos quedarán para siempre en la bilbioteca del fútbol mundial. Algún día, nuestros hijos leerán esas historias y preguntarán por este rosarino.

    Gracias por todo.

  4. Leon

    20 de julio de 2007 a las 9:50 pm

    Lo descubrí hace unos años y es una pérdida tremenda. Fontanarrosa tenía un sentido del humor y una ironía como pocos. Un auténtico fenómeno.

  5. Bacalhau Sardinha Assada

    20 de julio de 2007 a las 11:03 pm

    Siempre quise comprar algunos libros suyos pero hasta el dia de hoy no pude hacerlo. El hecho de vivir en Francia ponia la cosa dificil. Como sea, creo que ha llegado el momento de leer al Negro…

  6. Leonardo

    20 de julio de 2007 a las 11:46 pm

    Seguramente estará en el cielo… todos los días jugando al futbol y comiendo asado con los amigos (tal como él lo definía).

  7. El Lepra

    21 de julio de 2007 a las 1:09 am

    En realidad, aunque era muy futbolero, su humor gráfico y su literatura abarcaron una larga serie de asuntos más allá del deporte. Para los que no lo conocen, una buena muestra de su estilo es la novela «El área 18», de 1979, que en su momento editó Pomaire. Un delirio total, a propósito de un Estado africano que defendía su independencia política desafiando a sus vecinos a partidos de fútbol de selecciones y un equipo de mercenarios reclutados para intentar vencerlos en carácter de visitante.

    Acaban de contar por la radio que los sin aliento, digo Rosario Central, van a homenajearlo quitando definitivamente la butaca de su abono en el estadio, como símbolo de su ausencia. Era un gran artista, obviamente con muy mal gusto (igual que el Guaso Kempes y a diferencia de Maradona), pero lo vamos a extrañar.

  8. potromanko

    21 de julio de 2007 a las 3:11 am

    El cuento a que hacen mención en el artículo está completo en el blog de La Redó! Sigan el link

  9. potromanko

    21 de julio de 2007 a las 3:11 am

  10. ariel

    21 de julio de 2007 a las 4:44 am

    Me olvidé de hacerles una recomendación: el cuento «Relato de un utilero» es realmente fantástico.

    No se si se podrá encontrar por internet. Yo lo leí hace casi diez años. Era un niño y me causó una grata impresión ver que alguien tenga tanta imaginación y capacidad para escribir sobre fútbol.

    Saludos

  11. mourinho

    21 de julio de 2007 a las 3:59 pm

    Pues yo sí que me cagué de risa con su libro. De hecho ahora estoy leyendo una colección de sus mejores cuentos. Impresionante, por si a alguien le interesa. El penal.

  12. chimoeneas

    22 de julio de 2007 a las 1:42 am

    fontanarrosa es uno de los más grandes. en argentina fue (tristemente) la noticia del día y aparece en todos los diarios y en la tele. en españa no tuvo tanta difusión como se merecía (apenas apareció un poquito en el marca), pero todos los futboleros lo conocíamos bien.
    sos grosso, canalla!

  13. Pablo Aro Geraldes

    22 de julio de 2007 a las 10:23 pm

    No solamente retiraron su butaca de la platea de Rosario Central, un grupo de hinchas ya propuso bautizar al estadio con su nombre. Sería un justo homenaje para uno de los más grandes hombres de letras de habla castellana.
    Esta es una entrevista en la que habla del fútbol sudamericano desde su particular sensibilidad; me gustaría compartirla con todos los admiradores del Negro: http://arogeraldes.blogspot.com/2007/03/roberto-fontanarrosa-el-ftbol-que-vale.html

    Saludos
    Pablo

  14. juli

    23 de julio de 2007 a las 3:02 am

    duele tu ausencia. Que te diviertas con tato y castelo. Ahora el cielo es una joda

  15. martin(foro)

    28 de julio de 2007 a las 5:34 pm

    Y ya fuera del futbol, colaboro en muchas de las producciones de unos de los mejores grupos de humor del mundo, los Les Luthiers, una pena.

  16. Murorontory

    8 de septiembre de 2009 a las 12:28 pm

    nikki catsouras gruesome pictures nikki catsouras gruesome pictures university of miami football university of miami football chick fil a labor day chick fil a labor day college football rankings week 2 college football rankings week 2 perez hilton tallulah willis perez hilton tallulah willis nicole catsouras nicole catsouras nasim pedrad nasim pedrad watch true blood season 2 episode 12 watch true blood season 2 episode 12 spalding inn spalding inn wozniacki wozniacki obama speech to kids obama speech to kids miami vs florida state miami vs florida state cincinnati bearcats football cincinnati bearcats football fsu football fsu football blue ridge log cabins blue ridge log cabins caroline wozniacki caroline wozniacki watch entourage season 6 episode 9 watch entourage season 6 episode 9 chickfila chickfila the girl who cries blood the girl who cries blood brian griese brian griese robin bain robin bain steve stricker steve stricker david thompson basketball player david thompson basketball player jerry lewis telethon jerry lewis telethon