La hora de la determinación

redondo56.jpgViendo una entrevista que han hecho a Fernando Redondo en Olé, ha hablado de su paso por el Madrid y su relación con Capello. Ha habido algunas frases que me han llamado la atención:

[hablando de entrenadores]

Con algunos te sentís más identificado por lo que proponen. Pero poder superar eso, a veces, te hace mejor futbolista. Depende de uno… Yo venía del Tenerife y el primer año en el Real ganamos la Liga, con Jorge (Valdano), jugando un fútbol exquisito. Luego vino Capello y quería algo totalmente distinto. Me dijo que me había visto y que pretendía otra cosa. Verticalidad y no tanta elaboración.

-Te adaptaste.

-No podés decir me voy. Ni quedarte y traicionar tu idea. Sí quedarte y después veremos… Me quedé y fue una etapa muy buena. Disfruté menos dentro de la cancha pero no traicioné mis convicciones. Terminamos jugando bien. Al principio ganábamos por la categoría individual. Capello se fue soltando y en la segunda etapa, el equipo jugaba bien. Fue una cosa natural, no se habló. Se fue perdiendo la rigidez y Capello no decía nada. Si me pedía que tenía que hacer marca al hombre, seguir al 10 contrario, le hubiera dicho no.


Lo que dice aquí Redondo, aunque pueda sonar a falta de profesionalidad, me parece de un romanticismo terrible. Que un jugador de fútbol tenga una idea de fútbol y quiera defenderla es algo demasiado extraño en estos días. Estamos demasiado acostumbrados a ver jugadores sin alma, que pasan por el fútbol, pero que que el fútbol no pasa por ellos.

Y estaba pensando en lo difícil que sería plantarse ante un tipo como Capello, y decirle en un vestuario lo que dice en esta entrevista. Pero estoy seguro que son los jugadores que estarían deseando encontrar Capello, Rijkaard o Juande Ramos mañana en el vestuario. Jugadores que crean en una idea, la que sea, y que estén dispuestos a luchar por ella.

Informático de rebote y apasionado de los deportes en general y el fútbol en particular.

27 Comments

  1. Tribas

    8 de Junio de 2007 a las 8:14 pm

    Redondo Forever Eras el amo !

  2. Dani

    8 de Junio de 2007 a las 8:22 pm

    Dios es Redondo

  3. BoVeS

    8 de Junio de 2007 a las 8:38 pm

    Esa temporada según Redondo es como la de este año. Al principio el equipo gana sólo por su calidad individual, poco a poco se van soltando y terminan jugando bien. Coincidirá también en ser campeón?

  4. Bp

    8 de Junio de 2007 a las 10:01 pm

    Mi jugador favorito de siempre, genio y figura hasta la sepultura!!! CRACk!!
    Tiene la misma elegancia hablando que jugando. Un jugador capaz de hacer bonito un simple pase a 10 metros.

    PARA CUANDO ESTE HOMBRE EN LA DIRECCIÓN DEPORTIVA DEL MADRIIIID!!!!
    Espero que llegue pronto el día en que gente como Redondo, Hierro o Sanchís lleve las riendas deportivas del equipo.

  5. Renaldinho

    8 de Junio de 2007 a las 10:29 pm

    Redondo es un crack. Pero desde el inicio de los tiempos (?) al tipo que lo mandan a defender y no lo hace lo crucifican (miren a Riquelme en el Barça). A veces no se trata de convicción sino de “pereza” (a quien no le pasó en infantiles, juveniles y demás?)

  6. jose

    9 de Junio de 2007 a las 12:05 am

    ¿cómo van los entrenadores a estar deseando que un juegador se crea divo y le diga “no, mira, me voy a pasar tu táctica por el forro porque yo creo en una idea”? mira, muchacho, tus creencias las defiendes en tu tiempo libre, no en el TRABAJO.

    qué manía con lo de que el fútbol es poesía o arte. ES UN DEPORTE.

    defiendo que los jugadores hablen con el entrenador y le porfíen de vez en cuando, pero en términos deportivos. nada de “mi concepción del fútbol me lo prohíbe, porque yo tengo alma”

  7. Andres

    9 de Junio de 2007 a las 12:39 am

    “Esa temporada según Redondo es como la de este año. Al principio el equipo gana sólo por su calidad individual, poco a poco se van soltando y terminan jugando bien.”

    ????????

  8. Un_culé

    9 de Junio de 2007 a las 12:47 am

    Redondo era un crack, un jugador impresionante, daba gusto verle jugar. Pero tampoco me parece apropiado que se niegue a cumplir una serie de indicaciones que le dé su entrenador, por más románticas que sean sus ideas.

    Si Capello le manda seguir al ’10’ debería seguirle. ¿Qué luego ve que no es capaz a frenarle? Se acerca al banquillo y le dice ‘Mister, cámbieme o haga conmigo lo que quiera, pero soy incapaz a marcar a ese jugador’. Pero negarse en plan divo, por decirlo de alguna manera, no me parece bien. Él cobra por jugar, y el que manda es el entrenador.

  9. Bp

    9 de Junio de 2007 a las 3:45 am

    A ver…Redondo nunca se negó eh?? De hecho la temporada de Capello tuvo que ceder mucho de su “divismo” en favor del equipo.
    Y a mi sí me parece bien negarme en plan divo a hacer lo que comenta de seguir al 10.
    De hecho, si yo tengo 2 carreras, 1 master, y 10 años trabajando al máximo nivel de exigencia, no aceptaría que me pusieran a hacer fotocopias, por mucho que cobre lo mismo.

  10. Martín de Lucenay

    9 de Junio de 2007 a las 5:20 am

    @ #6 jose:

    “qué manía con lo de que el fútbol es poesía o arte. ES UN DEPORTE”

    “nada de “mi concepción del fútbol me lo prohíbe, porque yo tengo alma”

    Y yo te respondo:

    “Si un marciano preguntase qué es el fútbol, un vídeo del partido Brasil-Francia del Mundial de México lo convencería de que se trata de una elevada expresión artística”. Alastair Reid.

    Me quedo con Alastair, lo siento.

  11. Manu

    9 de Junio de 2007 a las 9:50 am

    Lo que no dice es que su segunda temporada, la anterior a Capello, no jugaban una mierda y no se clasificaron para la UEFA.

    En fin, vivir para ver.

    #6, totalmente de acuerdo contigo

  12. Manu

    9 de Junio de 2007 a las 9:57 am

    Y por cierto, las únicas convicciones que admiro en los deportistas son: respeto al contrario, juego limpio, afán de superación y nobleza .

    Creo que alguna de estas no las tenía Redondo

  13. Palomares

    9 de Junio de 2007 a las 9:57 am

    Redondo era una maravilla, pero no recuerda bien lo que pasó el primer año de Capello. Al contrario que este año, desde el principio el Madrid fue un equipo solidísimo, rocoso, que se sobreponía a las dificultades con una entereza asombrosa… y que aburría a las ovejas. Al final seguía siendo un equipo rocoso que hacía bostezar.

    lo que dice Redondo de que al final le fueron llevando y tal… Lo que creo es que con las victorias hasta el juego ramplón de Capello puede parecer bonito. Pero vamos, que las declaraciones de Redondo me parecen más de cara a la galería que basadas en la realidad.

    Como aquella vez que mi jefe me mandó hacer una cosa y yo le dije que se fuera a la mierda. Que bueno, no lo dije, pero lo pensé. Y se lo demostré con mi cara. Bueno, eso tampoco, pero se me notaba. Que al final hice lo que me pidió, pero él se quedó con el runrún y no volvió a pedírmelo. Menos dos o tres veces más.

  14. Palomares

    9 de Junio de 2007 a las 9:58 am

    #12 ¿Cuáles son las cualidades que no tenía Redondo?

  15. David Arranz

    9 de Junio de 2007 a las 10:04 am

    Las declaraciones de Redondo de no seguir un marcaje individual las entiendo como una declaración, una forma de entender el fútbol, donde predomina crear antes que destruir, no con un arrebato de divo. Luego habrá a quien le guste esa idea de juego y a quien no, pero tenía una idea y creía en ella. Ahora muchos jugadores estarían encantados si tuviesen pinganillo porque tendrían que pensar menos.

  16. david

    9 de Junio de 2007 a las 10:26 am

    alguien me puede decir k paso con redondo despues del madrid y de su etapa italiana en el milan¿?

  17. Robur

    9 de Junio de 2007 a las 10:52 am

    Qué grande Fernando!!

    Yo no soy madridista, pero ha sido uno de esos por los que te decantas, sea del equipo que sea, porque realmente era un estilo de hacer fútbol.

    Estoy contigo David en que nunca pecó de divismo ni nada parecido, sino que sólo era eso, una opción, un modo de ver el juego: estético, inteligente, elegante pero productivo al servicio del equipo

    No se si hoy en día un jugador como él, como Pep o Albertini, harían cambiar a un entrenador la táctica o el modus, haciéndolos girar entorno a ellos; para el aficionado sería una gran noticia, para el míster quizás demasiado riesgo.

    Un saludo a todos

  18. komagate

    9 de Junio de 2007 a las 11:21 am

    Es tan simple como inculcar unos principios y que estos se desarrollen. Empezar bien la temporada es fundamental, luego ya se verá de lo que es capaz el equipo. En cualquier caso comparar este Madrid con el actual me parece una aberración, están a años luz.

    Aquel Madrid de Capello ganaba 1-0 los partidos con mucha tranquilidad y este 4-3 y remontando siempre con la presencia de Guti como revulsivo, eso si después de una primera vuelta en que ni remontaban ni eran capaces de ganar en casa. No tiene a Redondo ni nadie que se le parezca mínima mente, otra cosa es que este futbolista tuviera un gusto exquisito por el fútbol y no supiera hacer de ‘Diarra’. En eso le aplaudo, pero no por romanticismo o profesionalidad, sino por su calidad, cosa que otros de Mali no tienen.

    Os recuerdo que Romario ha sido de los futbolistas menos profesionales que han pasado por la ciudad condal y sin embargo, tras pasar el día en la playa y ‘cepillarse’ a unas cuantas metía goles para la posteridad. Aplaudamos la calidad.

  19. Bp

    9 de Junio de 2007 a las 12:21 pm

    Muy bueno lo del pinganillo, David.
    Espero que no llegue el día que eso suceda…

  20. Palomares

    9 de Junio de 2007 a las 12:48 pm

    En el ciclismo ya sucede.

  21. JM

    9 de Junio de 2007 a las 1:12 pm

    En mi opinión Redondo ha sido uno de los mejores de la historia en su puesto y va a ser dificil que veamos en los proximos años algun jugador que se le acerque mínimamente. Lo hacia todo bien generalmente. Era capaz de defender como nadie y a su vez tenía una técnica con la pelota en los pies impresionante. Da gusto de vez en cuando ver algun partido de Redondo sólo para recordar lo mucho que puede hacer en un equipo un buen mediocentro.

    En cuanto a la comparación entre un madrid y otro, a mi por lo menos me da una sensación distinta. Creo que este equipo no controla los partidos como aquel ni de lejos y esto le puede hacer perder el título. Si nos fijamos, ha sacado muchos partidos de chiripa entre remontadas propias y del rival, partidos que tenia perdidos y ha remontado, partidos que tenia ganados y ha permitido que le remontasen aunque al final los ha sacado adelante etc y eso en los últimos partidos donde ha jugado a buen nivel, que si hablamos del madrid de hace unos meses… . En fin que no es un equipo regular y consistente como el de hace 10 años aunque el miedo a otro año en blanco y la fe le pueden hacer ganar el título, todo dependiendo de lo que haga esta noche.

  22. Pingback: Fila 18, Fondo Norte: La línea de la sonrisa de Capello

  23. Un_culé

    9 de Junio de 2007 a las 4:37 pm

    Una cosa es que nunca se negase a hacerlo, y otra, que se hubiese negado. A mí, como entrenador, jamás se me hubiera ocurrido el sacrilegio de mandar a Redondo cubrir a un jugador por todo el campo. Jamás. Sería de locos. Pero si le mando … le mando. Y su deber es hacer lo que le diga su entrenador, le guste o no.

    ¿Romario? Idem. Si Cruyff te manda correr, corres. Afortunadamente, tanto el ‘Flaco’ como Capello no eran tan estúpidos como para desaprovechar el talento de estos dos cracks poniéndolos a correr como posesos tras un contrario.

  24. jose

    9 de Junio de 2007 a las 5:55 pm

    ““Si un marciano preguntase qué es el fútbol, un vídeo del partido Brasil-Francia del Mundial de México lo convencería de que se trata de una elevada expresión artística”. Alastair Reid.”

    Se convencería porque es un marciano y no entiende nada. No sabe que las acciones que a él le parecen artísticas están supeditadas a unas reglas acordadas por dos equipos que compiten por ganar.

    Aparte, el objetivo del equipo es ganar el partido (utilizando un juego vistoso o rácano: la táctica y lo demás sólo son medios para llegar al objetivo, que es ganar), como en cualquier otro deporte profesional. Fosbury no inventó el salto al estilo Fosbury como medio de expresión, sino porque creía que así saltaría más alto.

    Yo veo esas dos diferencias entre el deporte y el arte: el objetivo y las normas. Sólo se parecen en que muchas veces los medios utilizados son agradables a la vista.

  25. Ramón Flores

    11 de Junio de 2007 a las 4:44 am

    @komagate, aquel Madrid ganó cuatro partidos por 1-0 (de 42). En siete metió cuatro o más goles.

    Un saludo.

  26. Pingback: El medio centro - Planeta Especial Mundial de Fútbol Tu Planeta Especial Mundial de Fútbol.

  27. Pingback: El medio centro | Futbolistas - Futbol - Noticias