La maldición de las Águilas Verdes (I)

Tras lograr la Medalla de Oro en Fútbol en los Juegos Olímpicos de 1996, muchos vieron en Nigeria un candidato firme al título para el Mundial de Francia 98. Quizá la historia hubiera sido otra si no fuera por una suerte de maldición que hizo que los mejores jugadores de aquella generación no llegaran nunca a dar el máximo de sí. Dedicamos un amplio post, dividido en dos partes a la historia de aquellos jugadores, que tras tocar el cielo vieron como la tierra se abría a sus pies.

nigeria.gifEn las Olimpiadas de Atlanta, en 1996, el equipo de fútbol de Nigeria consiguió un hito. Por primera vez en la historia, un combinado africano conseguía un título oficial en la categoría senior. El hecho fue, si cabe, más brillante, si tenemos en cuenta la trayectoria en el campeonato de las Águilas Verdes.

Tras clasificarse segunda de grupo por detrás de Brasil, eliminando a Japón y Hungría, Nigeria venció en cuartos de final a México por 2-0. En semifinales, se encontró de nuevo con Brasil, equipo que, en la liguilla de grupos, había derrotado a los africanos por un gol a cero. La selección que Brasil llevó a aquel campeonato era imponente, con la meta de lograr el único título que históricamente se les ha resistido. Aquel plantel contaba con hombres como Rivaldo, Roberto Carlos, Ronaldo, Bebeto, Dida, Junior Paulista, o Savio.

El partido fue vibrante. Flavio Conçeiçao adelantó a los cariocas en el primer minuto de juego. Nigeria empató gracias a un autogol de Roberto Carlos en el minuto veinte, pero un gol de Bebeto y un tercero de nuevo de Conçeiçao hicieron que Brasil llegara al descanso con una ventaja que se suponía suficientemente holgada. En la segunda parte, Nigeria tomó la iniciativa, pero todos sus ataques se encontraron con la defensa brasileña, formada por Aldair y Ronaldo Guiaro “Ronaldao” y con Dida. Todo pareció terminado cuando Okocha, a mediada la segunda parte, erró un penalti lanzando el balón por encima de la portería.

Sin embargo, en el fútbol todo es posible. En el minuto 78 Victor Ikpeba reducía distancias. Las embestidas de las Águilas Verdes se incrementaron cuando, en el último minuto, Kanu recibió un balón en el área y, de espaldas a Dida, consiguió hacer un sombrero al portero brasileño para conseguir después, a puerta vacía, el empate. Fue uno de los goles más bellos de cuantos ha hecho el espigado delantero nigeriano.

La prórroga casi no existió. Los brasileños estaban anímicamente hundidos, y, de nuevo Kanu batió, de tiro cruzado en el minuto tres del tiempo añadido a Dida. Gol de oro. Los máximos favoritos estaban eliminados.

La selección Argentina celebró por todo lo alto la eliminación de Brasil. Enfrentarse a Nigeria en la final no era lo mismo que hacerlo ante aquellos que, según todos los pronósticos, estaban llamados a hacerse con la medalla de oro.

La final, jugada en el Estadio Athens, el mismo escenario que las semifinales, comenzó con un tempranero gol del Piojo López. Los nigerianos consiguieron empatar por medio de Celestine Babayaro –inventor de las famosas volteretas que después dieron fama a Aghahowa o Uche-, pero Hernan Crespo adelantó de nuevo a Argentina. El combinado albiceleste –que ya había ganado a Nigeria en el Mundial de 1994 en EEUU- jugó mejor, en líneas generales, y en más de una ocasión estuvo a punto de sentenciar el partido. Sin embargo fue Daniel Amokachi quien consiguió el empate.

Llegó el último minuto de juego y todo parecía indicar que, de nuevo asistiríamos a una prórroga. Nigeria se dispuso a sacar una falta desde la parte izquierda de su ataque. El balón voló y toda la defensa argentina salió al unísono al fuera de juego. Sin embargo, Emmanuel Amunike –que en aquel entonces jugaba en el Sporting de Lisboa y sonaba como futurible para el Barcelona- llegó en segunda línea para cabecear el balón al fondo de las mallas y evitar la prórroga, dando a Nigeria la Medalla de Oro.

Los argentinos protestaron en vano. No era fuera de juego.

soccer.jpg

Brillantemente, la selección nigeriana se hacía contra todo pronóstico con el título. Tras ello, todos los analistas mundiales coincidieron en señalar que aquel grupo de jóvenes jugadores, comandado por el holandés Jo Bonfrere, con su juego alegre y decididamente ofensivo estaba llamado a hacer grandes cosas en el fútbol mundial. Algunos incluso señalaron a Nigeria como candidata firme a hacerse con la Copa Mundial que se disputaría dos años después en Francia.

Aquellos jugadores eran Augustine Okocha, Celestine Babayaro, Daniel Amokachi, Emmanuel Amunike, Emmanuel Babayaro, Garba Lawal, Joseph Dosu, Nwankwo Kanu, Kingsley Obiekwu, Mobi Obaraku, Uche Okechukwu, Sunday Oliseh, Taribo West, Teslim Fatusi, Tijani Babangida, Victor Ikpeba, Wilson Oruma y Abiodun Obafemi.

Sin embargo, tras aquella cita comenzó la maldición de aquel grupo. Pronto sus esperanzas comenzaron a disiparse.

DDF | La maldición de las Águilas Verdes (y II)

22 Comments

  1. Pingback: nosolofutbol.net

  2. Un_culé

    4 de Abril de 2007 a las 5:56 pm

    ¡¡ Menudo equipazo eran !! Y menudos JJOO nos ofrecieron, vaya dos partidos agónicos, Aquéllos días todos éramos un poco de Nigeria. Lástima que todo se empezase a torcer poco más tarde, siendo Kanu el máximo exponente de ese ‘decilve’ con esa maldita enfermedad que le privó de alcanzar cotas altas.

    Siempre recordaremos lo que pudo ser pero … ya fue bastante.

  3. _luke_

    4 de Abril de 2007 a las 6:07 pm

    Yo recuerdo el golazo de Kanu como bien ha dicho Dadan Narval impresionante!! si no hubiera tenido los problemoas que todos conocemos hubiera marcado una epoca y a pesar de todo sigue marcando goles en el Portsmouth .

  4. E.Merino

    4 de Abril de 2007 a las 6:29 pm

    Era impresionante la selección que tenían, con un juego rápido y al ataque. Es muy posible que la selección actual, dirigida por Vogts, se vuelva a reencontrar con el buen fútbol y se clasifiquen de nuevo para una cita mundialista. En este equipo se encuentran veteranos como Nwankwo Kanu, Celestine Babayaro, Garba Lawal y jóvenes promesas como Taye Taiwo, Ikechukwu Uche o John Obi Mikel. Creo que un mundial tiene que tener siempre a Nigeria y Camerún. Por cierto, creo que Nigeria siempre ha necesitado un buen portero ( todos nos acordamos de Rufai). Los cinco más notables con los que puede contar en estos momentos ( Aiyenugba, Ejide, Enyeama, Etafia e Ikeme) no sobrepasan los 25 años. Un saludo

  5. jose

    4 de Abril de 2007 a las 6:42 pm

    Kanu, qué recuerdos, un ídolo de la niñez :_)

  6. Sergio Cortina

    4 de Abril de 2007 a las 7:03 pm

    Okocha y sobre todo Kanu siempre han sido dos de mis jugadores favoritos. Las jugadas que llegó a hacer jay jay en el bolton son impensables para cualquier jugador actual.

  7. Luisi

    4 de Abril de 2007 a las 7:34 pm

    Y Lawal no fue del Atlético de Madrid?

    Por cierto… gran artículo, Dadan.

  8. SHeLL

    4 de Abril de 2007 a las 7:49 pm

    Amunike que grande! Siempre recordaré la final contra el Betis, ese chut que se iba por la banda pero entre rebotes le cayó a Figo para que marcara a placer!

  9. Un_culé

    4 de Abril de 2007 a las 8:11 pm

    Lawal jugó en el Atleti y en el Albacete si no me equivoco.
    Mi favorito de esa selección, desde el Mundial USA’94, era Amokachi. ¿Por qué? Esos bailes eran increibles … jejeje. También me fijaba mucho en Taribo West, con esos peinados extravagantes que quería imitar. Pero, futbolísticamente, Jay Jay Okocha era de lo mejorcito a nivel mundial.

  10. Dadan Narval

    4 de Abril de 2007 a las 8:44 pm

    Luisi y Un_culé,
    Garba Lawal no jugó en España. El que jugó aquí es Abass Lawal. Garba Lawal es el que marcó el famoso gol a Zubizarreta, y ha jugado en un mil equipos en Europa, desde Portugal hasta Grecia.

  11. Un_culé

    4 de Abril de 2007 a las 8:57 pm

    Gracias por la aclaración Dadan ;).

  12. Onio

    4 de Abril de 2007 a las 10:26 pm

    ¿Nadie menciona a Mutiu Adepojiu?

  13. Luisi

    4 de Abril de 2007 a las 11:16 pm

    Lo mismo digo… gracias por la aclaración

  14. Ali Dia

    4 de Abril de 2007 a las 11:42 pm

    ¿El Lawal del Atleti no era uno de los del ‘caso negritos’, fichajes de Jesús Gil por 2000 millones de pesetas que luego vivían con unas monjitas?

  15. Max Cavalera

    5 de Abril de 2007 a las 1:32 am

    Pequeño error, en el mundial de 1994 a Nigeria no se la carga Argentina sino Italia, 2-1, en la prorroga. Eso si, coincidieron en el mismo grupo y gano Argentina 2-1. Obviando la chorrada esta gran articulo.

  16. Luiz

    5 de Abril de 2007 a las 9:33 am

    Dadan,

    gran post, pero es incorrecto identificar a la seleccion brasileña como carioca. Carioca es el gentilicio de aquellos que nacieron en Rio de Janeiro

  17. aDRi

    5 de Abril de 2007 a las 12:58 pm

    @Ali Dia, si el Lawal de los Gil fue uno de los ‘cuatro negritos’ de los 2700 millones.

    Aquí se habla de ellos, por cierto Lawal, dentro de lo malo aun tuvo sus momentos con Leganés, Jerez y Albacete. Los otros no tuvieron tanta suerte parece ser.

    En cuanto a la selección de Nigeria espero impaciente el segundo post 😉

    Saludos!

  18. Pingback: La maldición de las Águilas Verdes (y II) » Diarios de Futbol

  19. Pingback: Brasil-Nigeria 96 - Planeta Especial Mundial de Fútbol Tu Planeta Especial Mundial de Fútbol.

  20. Sergio

    15 de Octubre de 2007 a las 8:40 pm

    UN PLACER SALUDARLOS Y A SU GRAN STAFF, EL PODER CONOCER EL NOMBRE DE LOS MEJORES EQUIPOS DEL MUNDO, ASI COMO DE JUGADORES. AYER EN MEXICO SE DIO UN EVENTO DEPORTIVO IMPORTANTE DE FUTBOL, MEXICO SE ENFRENTO EN UN PARTIDO AMISTOSO CONTRA NIGERIA, NIGERIA ES UNA DE LAS POTENCIAS DEL MUNDO Y DIOUNA CATEDRA DE FUTBOL. QUIERO QUE ME ENVIAN MAS INFORMACION DE NIGERIA, POR FAVOR.

    BUENA SUERTE

  21. Pingback: Copa de África 2008: Nigeria (Grupo B) » Diarios de Futbol

  22. Pingback: (CAN 2010) Grupo C: Nigeria » Diarios de Futbol