Racing y Athletic nos reconcilian con el espectáculo

racing-athletic.jpgHay quien sostiene que esta Liga es mediocre. Yo, por muchos argumentos de que disponga para poder tener una opinión propia, aún no lo tengo claro. Lo que sí es verdad es que partidos como el protagonizado por Racing de Santander y Athletic de Bilbao le congratulan a uno con este bello deporte y le hacen pensar que, si de verdad esta liga es mediocre, pues ¡viva la mediocridad! Porque los aficionados al fútbol hemos tenido que esperar nueve años para poder disfrutar de un encuentro como el de ayer en Primera División (en Segunda, por contra, ya ha sucedido esta misma temporada). Concretamente desde un Salamanca-Atlético de Madrid de la temporada 1997/98.

Pero es que, curiosamente, nada de lo sucedido hasta el descanso del encuentro disputado en el terreno de El Sardinero hacía presagiar tal vendaval en los segundos 45′ minutos, en los que se han sucedido hasta ocho goles.

Llegaba el Athletic a Santander con el agua al cuello y la necesidad de la victoria para distanciarse de los puestos de descenso en la que es, sin duda, la peor temporada de las que se les recuerda a los leones en Bilbao. Por contra, los cántabros afrontaban el choque crecidos, en una temporada en la que poco a poco se van consagrando como una de las revelaciones de esta Liga, con el ‘dúo sacapuntas’, Zigic y Munitis, en estado de gracia y viendo, desde muy cerca, los puestos europeos. Sin embargo, fueron los visitantes quienes dieron el primer y tempranero zarpazo en una falta desde la frontal que Luis Prieto, raso y fuerte, mandó al fondo de la meta defendida por Toño. 0-1 a los siete minutos, resultado que se mantuvo durante una primera parte en la que apenas hubo nada más verdaderamente destacable. Lo mejor estaba por llegar.

Tras la reanudación, el Racing se lanzó a por el empate y lo logró a los trece minutos en un córner botado por Munitis que remató el joven canterano Christian Fernández. 1-1 y, a partir de ese momento, la locura. Cuatro minutos después, Aranzubia saca de puerta, el balón recorre todo el campo y va a parar a la cabeza de Llorente que lo peina en la frontal y le llega a Etxeberria quien, libre de marca, anota el 1-2. De nuevo, los aficionados vascos que se habían desplazado hasta la cercana Santander recuperaban la ilusión y la esperanza de volver a ver a los suyos la temporada siguiente entre los grandes. Pero la alegría no les duró mucho. Concretamente los tres minutos que tardó Murillo en cometer un clarísimo penalti sobre Óscar Serrano que se encargó de transformar el especialista del equipo, Ezequiel Garay. De nuevo el empate en el marcador en lo que ya se había convertido en un muy buen encuentro.

Pero quedaba más, mucho más. Sólo cuatro minutos después, Balboa puso un buen centro desde la derecha y Zigic hizo valer sus más de dos metros para cabecear el esférico al fondo de la red. El Racing había dado la vuelta al encuentro, pero no se iba a conformar con eso. En el minuto 77′ el capitán de los cántabros, Pedro Munitis, colgó un balón al área y entre Zigic y el defensa vasco Murillo lo empujaron al fondo de la portería de Aranzubia. Quedaban únicamente trece minutos y la renta de los locales era de dos goles. Cualquier otro equipo, posiblemente, se habría rendido al marcador y habría bajado los brazos. El Athletic no. Y no solo no le perdió la cara al encuentro, sino que fue capaz de devolver la igualada al electrónico. Primero Etxeberria, que tras un buen recorte dentro del área acortó distancias, y tres minutos después Iraola, al remachar un balón que había caido a sus pies tras un rechace consecuencia de un centro de Yeste, hicieron a los rojiblancos creer en los milagros.

Sin embargo, aún le quedaba a los de Miguel Ángel Portugal una bala en la recámara. Contragolpe bien conducido por el Racing, el balón le acabó llegando a Munitis para que éste cediera de manera extraordinaria a Zigic que, con un toque, regateó a Aranzubia y marcó a placer el definitivo 5-4. Y aún pudo el equipo vasco empatar a cinco si Toño no hubiera llegado a despejar, en el descuento, un buen lanzamiento de falta de Yeste.

Al final, los visitantes abandonaron El Sardinero con la extraña sensación de haber conseguido cuatro tantos fuera de casa (la primera vez que lo logran en toda la temporada) y no llevarse una victoria más que necesaria para escapar de los puestos de descenso que ahora ocupan. Y mientras, el Racing sigue en su nube particular. Séptimo clasificado, a tan solo un punto de la zona europea (ocupada por el Atlético de Madrid) y sin renunciar a nada. Y pensar que el club estuvo a punto de cesar a Miguel Ángel Portugal

Más| El Pais, Marca
Foros DDF | El Racing de Santander parece que por fin tiene «su año»

Foto: www.athletic-club.net/

Periodista de vocación, y espera que también de profesión, disfruta charlando y escribiendo sobre fútbol, preferentemente internacional. Amante la escuela británica y holandesa, sus dos mayores ídolos fueron Dennis Bergkamp y Marco Van Basten. (enrique.lameyer @ diariosdefutbol.com)

24 Comments

  1. Leon

    2 de abril de 2007 a las 9:29 am

    Que mala pinta tiene la cosa… que mala pinta!!! marcar 4 goles a domicilio y palmar en la situación que esta el athletic es demasiado. La defensa es de chichinabo, de verdad que no se puede dejar rematar a Christian Fernandez con esa comodidad en el area pequeña… Es que son cosas que enseñan en juveniles, como el penalti que hacen con 1-2. En fin, que ahora queda rezar y esperar que los otros sigan palmando.
    De partidos así raros recuerdo un 3-8 en un oviedo-valladolid en el viejo tartiere también a final de temporada hace ya años con 3 o 4 goles de Peternac.

  2. Titulares de fútbol

    2 de abril de 2007 a las 9:53 am

    Oportunidad de oro perdida para adelantar al Celta… o al menos igualarle a puntos..

    Un histórico como el Bilbao, con todas las ligas en primera jugadas a sus espaldas, coqueteando desde hace años con el descenso.. este año para abajo?

    [Editado por autobombo]

  3. anonimo

    2 de abril de 2007 a las 10:06 am

    que lástima haberme perdido el partido, pero para recobrar la sensación de mediocridad de la liga solo hay que haber visto el partido del Madrid y el Celta de ayer…

  4. Tribas

    2 de abril de 2007 a las 10:34 am

    Zigic Style

  5. _luke_

    2 de abril de 2007 a las 11:33 am

    lo de Zigic-MUNITIS expectacular! ojo! Munitis con MAYUSCULAS.

  6. nostramorus

    2 de abril de 2007 a las 11:53 am

    Che spettacolo! Impresionante.

    Lo de Zigic y Munitis empiezo a pensar que es amor puro y duro.

  7. SHeLL

    2 de abril de 2007 a las 12:00 pm

    Que sería del Racing si no tuvieran a Zigic y Munitis, menuda pareja más efectiva.

    A ver que equipo se lleva a Zigic este verano, y sobretodo cual será su rendimiento sin Munitis, ya que se entienden a la perfección y no es tan fácil, entenderse tan bien con un compañero.

    Saludos.

  8. aDRi

    2 de abril de 2007 a las 12:59 pm

    El Atleti, como cada año a estas alturas de temporada se hunde y el Racing va a toda leche, y es más, el Recre ya podía esta jornada haber empatado a puntos con los madrileños. Apuesto por el Racing para el puesto UEFA que hay en juego, por la ilusión y sobre todo por Zigic – Munitis, que menuda temporada llevan.
    Un saludo.

  9. Carlos

    2 de abril de 2007 a las 1:45 pm

    Menuda pareja de baile, Zigic-Munitis. Es un espectaculo verlos jugar.

    Ojo Athletic. Si no media ayuda federativa, dejara de ser uno de los tres unicos equipos que ha jugado siempre en primera division

  10. blogadecima

    2 de abril de 2007 a las 1:58 pm

    Como dato, ésta es la tercera derrota liguera en la historia del Athletic marcando 4 goles

    – 26ª jornada, Liga 1943/1944: Valencia 5-4 Ath.Bilbao
    – 7ª jornada, Liga 1975/1976: Murcia 5-4 Ath.Bilbao
    – 28ª jornada, Liga 2006/2007: Racing 5-4 Ath.Bilbao

    La última vez que el Athletic marcó más de 3 goles fuera de casa fue en la temporada 2002/2003: Alavés 2-4 Ath.Bilbao

  11. Pingback: Jornada 28: el Barça da un paso al frente » Diarios de Futbol

  12. blogadecima

    2 de abril de 2007 a las 2:43 pm

    #10

    Rectifico…

    Me equivoqué en una temporada… no es 1975/1976, sino 1980/1981

    – 7ª jornada, Liga 1980/1981: Murcia 5-4 Ath.Bilbao

  13. http://lapizarradecapello.blogspot.com

    2 de abril de 2007 a las 3:40 pm

    Saludos

    Que gran espectáculo, un auténtico partido de locos.
    Pero que batacazo para el Athletic, estando donde está y jugandose lo que se juega, salir de casa y marcar 4 goles para acabar perdiendo. Eso puede ser un golpe duro para los leones.
    Estos partidos son los que hacen falta para hacer aún más grande esta liga.

    Saludos

  14. Antiheroe

    2 de abril de 2007 a las 3:48 pm

    Pues yo soy de esos apestados que piensan que un partido con 9 goles es un espectáculo bochornoso para la táctica y el planteamiento. Una charanga, vamos.

  15. blogadecima

    2 de abril de 2007 a las 4:52 pm

    #14

    Vale que no será un partido táctico bueno, pero el fútbol también es pasión, y ayer entre unos seguidores y otros, vivieron 9 momentos de alegría y decepción, y eso también engrandece el fútbol, no sólo el planteamiento táctico perfecto que no permite el juego del rival, etc…

    Es muy sano que de cuando en cuando se vean partidos así en nuestra Liga

  16. Ferni

    2 de abril de 2007 a las 5:44 pm

    @Carlos

    Y no crees que se pueden salvar solos? Levante y Celta también parecen muy interesados en bajar…

    @Antiheroe

    Si el fútbol fuera siempre tácticas y planteamientos, para mí, al menos, perdería bastante atractivo. Cosas como éstas, para el espectador, se agradecen.

  17. aDRi

    2 de abril de 2007 a las 7:57 pm

    Antiheroe, ¿tu partido ideal sería un 0-0 de estos tácticos, con defensas perfectas? a mi un 5-4 me alegra la vista, además de que Aranzubía tuvo varias paradas de mérito, lo cual supone que el partido tuvo emoción para dar, tomar y regalar. Teniendo en cuenta además las idas y venidas en el marcador, todavía mejor. 0-1, 1-2, 4-2, 4-4 hasta el 5-4, para mí una gozada, terrible en lo táctico, pero el fútbol es (debería ser) mucho más que eso.
    Un saludo

  18. http://lapizarradecapello.blogspot.com

    2 de abril de 2007 a las 8:30 pm

    Saludos

    Como la mayoría de vosotros, yo también discrepo en la opinión de Antiheroe.
    Aunque la verdad, no me gustaría ver este resultado si fuera mi equipo el que estuviera en uno de los dos bandos. Y es que yo soy guardameta de un equipo de fútbol, y al igual que la gran mayoría de los porteros, prefiero ganar 1-0 que 3-1.
    Pero siempre se agradece ver resultados abultados como este.

    Saludos

  19. Clemente

    2 de abril de 2007 a las 9:38 pm

    Joder que verguenza si ha habido mas goles que defensas,que mal esta mi athletic!!!

  20. Koss

    2 de abril de 2007 a las 11:44 pm

    @Carlos
    ¿Ayuda federativa? Más ver los partidos del Athletic antes de ponerse a criticar sin sentido

    @Adri
    También el portero del Racing tuvo intervenciones de mérito (Toño, creo)

  21. Pingback: El espíritu del juego » Diarios de Futbol

  22. Antiheroe

    3 de abril de 2007 a las 12:58 am

    Mi partido ideal no es un 0-0 pero desde luego un 5-4 tampoco. Sigo diciendo que me parece un resultado de charanga y que para ver espectáculo de alto tanteo me apunto al balonmano o al waterpolo. ¿O acaso considerais seria una final de UEFA (por ejemplo la del Alavés) que acabe con este tanteo? Mucha emoción mucha historia pero creo que a unos profesionales se le debería de exigir algo más que una defensa de fútbol playa.

  23. aDRi

    3 de abril de 2007 a las 7:17 am

    @Koss, cierto, sobre todo al final. Me resultaron muy llamativas las de Aranzubía por el hecho de que las que me vinieron a la cabeza habían sido todas seguidas antes del gol, que tenía que llegar por inercia (que mal la defensa..). Pero eso, el del Racing tampoco tuvo una noche relajada.

    @Antiheroe, pues a mi me parecen partidos preciosos. Sin ir más lejos, si mal no recuerdo el Celta (lo digo porque me consta que eres aficionado) tuvo un partido contra…¿Estrella Roja? que terminó con un tanteo un tanto extraño hace unos años, partido de vuelta de UEFA creo que había sido 5-3, otro gran partido por mucha defensa de fútbol playa que sea.
    A los profesionales esos también había que exigirles que entrenasen algunas horitas más, que se cuidasen más, que fuesen realmente profesionales….así que por un día que se olviden de defender tampoco pasa nada 😉 xD

    un saludo 🙂

  24. Ferni

    3 de abril de 2007 a las 10:51 am

    @Antihéroe
    Exigir más a los jugadores profesionales? No caerá esa breva…

    Además, los delanteros también juegan, no? Su tarea es marcar goles. Y si son mejores o andan más listos que los defensas contrarios, pues acaban por llegar estos resultados. Por suerte, esto es lo que diferencia al fútbol de las matemáticas!