Evitar que se repita

juande_ramos.gifHan pasado tres semanas desde que Juande Ramos fue golpeado por una botella que salió volando de la grada del estadio Ruiz de Lopera. Aquello supuso una conmoción mediática. Todos nos apresuramos a lamentar el suceso, a reprobarlo con unas palabras o con otras. Entre aquella vorágine, un lector nos decía: «Por favor… ya se ha hablado bastante de lo que ha pasado, y de lo animales que son algunos, y todas esas cosas. AHORA HABLEMOS DE SOLUCIONES».

Lo dicho. Han pasado tres semanas (el partido se reanuda hoy) y nada hace pensar que el botellazo a Juande no pueda repetirse. En cualquier campo, con cualquier entrenador.

«Ojalá pudiera un Comité de Competición resolver todos los problemas de la violencia en el deporte», dice el presidente de este organismo, Alfredo Flórez. «Este es un problema de la Administración de Justicia». En efecto, el fútbol no es responsable de las carencias educativas de muchos aficionados. Pero debe cumplir con su parte, y eso es algo que en la actualidad no sucede. Se podría empezar por endurecer las sanciones a los clubes que se muestren demasiado permisivos con sus hinchas más radicales, o directamente incendiarios, como el Betis en vísperas del botellazo.

Según publicó El País, se discute actualmente en el Congreso la nueva ley contra la violencia y el racismo, que podría aprobarse antes del verano. Asegura el diario que se trata de un texto basado en la experiencia de otros países que permitirá imponer «sanciones más severas» y reforzará jurídicamente a los comités encargados de castigar hechos similares». Asimismo, se podrá «extender la responsabilidad de los clubes a los incidentes que causen sus seguidores fuera de los estadios» e «imponer sanciones a todos aquellos que contribuyan a generar un clima de violencia con sus declaraciones».

Hay que ser reticente, pues el papel lo aguanta todo. ¿Sirvieron de algo las innumerables inhabilitaciones a Jesús Gil? ¿Qué tipo de sanción se podría imponer a Manuel Ruiz de Lopera? El Comité de Competición decidió cerrar el estadio del Betis durante tres partidos, pero no pudo imputar nada a Lopera porque ‘sólo’ es el dueño del Betis, pero no su presidente.

Proponer soluciones, en efecto, no es fácil. Pero hay que hacerlo. En Italia murió un policía hace sólo algunas semanas y, como relataba ayer Enric González, parece que haya transcurrido una eternidad y que las cosas vayan a arreglarse por sí mismas. Allí, curiosamente, el Parlamento también estudia un paquete de medidas. Y mientras, los comités dictando sentencias y los clubes apelando, sintiéndose cabezas de turco, negándose a asumir responsabilidades. Si hoy no le puede caer otra botella a Juande es únicamente porque lo que queda de partido se juega a puerta cerrada.

El País | Del tornillo en El Sadar al cochinillo del Camp Nou
DDF | Lissavetzky señala a los culpables http://www.tb-credit.ru/return.html

10 Comments

  1. aDRi

    20 de marzo de 2007 a las 6:02 pm

    Y aquí seguimos, hasta que venga la próxima y nos llevemos (una y otra vez) las manos a la cabeza, cómo si fuese algo nuevo e insólito.
    Un saludo.

  2. Renaldinho

    20 de marzo de 2007 a las 6:26 pm

    La violencia en el fútbol no se va acabar nunca hasta que no impongan verdaderas sanciones y verdaderos controles en los estadios (?). Poco falta para que en España muera alguien (ay, que ya ha muerto alguien, o se olvidaron del hincha ése del Compostela-Deportivo? o era Ferrol-Deportivo? Bah, es lo mismo)…Este tipo de cosas siempre se olvidan, lamentablemente.

  3. Alberto

    20 de marzo de 2007 a las 6:46 pm

    @ Renaldinho, yo recuerdo no sólo el muerto que mencionas, sino el seguidor de la Real que murió antes de un partido con el Atlético y un niño al que mató una bengala en Montjuic.
    Parece jurídicamente complicado hacer responsables a los clubs de los incidentes que sucedan fueran de los estadios, pero deben responder ante todo lo que pase dentro. Lo principal es que haya una normativa que imponga unas sanciones claras al club por arrojar objetos al campo (aunque no le den a nadie), presencia de bengalas, etc. Los estadios deben ser capaces de cumplir con unas medidas de seguridad mínimas (tornos, control de objetos prohibidos, cámaras de seguridad) y si no las cumplen, que no se les de autorización para albergar encuentros de primera división. Las asnciones deben ser económicas y de clausura del estadio, proporcionales a la gravedad de los hechos, pero no me parece mal que simplemente por una lluvia de objetos sin heridos se cierre por un partido. Y en casos de reincidencia, incluso pérdida de puntos.

  4. Un_culé

    20 de marzo de 2007 a las 7:26 pm

    Por no hablar del absurdo castigo que se le puso al Betis …

    ¿Para qué cerrar el campo y mandarles al exilio? Sus aficionados podrán disfrutar igualmente de su equipo, aunque sea lejos de casa, y el club, recaudar dinero de la taquilla. Que aprendan de Italia, donde se juegan los partidos a puerta cerrada. Afectados los aficionados, que no pueden presenciar el partido, y así se lo piensan mejor antes de lanzar una botellita (o un cochinillo, o saltar al campo, o pegarle a un portero), y los equipos, que se quedan sin ambiente para el choque, y sobre todo, sin dinerito fresco.

  5. Moi

    20 de marzo de 2007 a las 8:04 pm

    Saludos!

    ¿Se deberían imponer castigos como el de David Navarro para que todo esto acabe?

    http://lapizarradecapello.blogspot.com

    Saludos!

  6. NIPO

    20 de marzo de 2007 a las 8:59 pm

    El castigo debe ser a Puerta Cerrada, que diferencia hay entre que el equipo juegue en su campo que en el OLimpico, son solo unos metros mas de distancia, en definitiva van a ir los mismo salvajes y sincabeza

    Psdt: Habeis visto las imagenes del bestia del totenham que iba a pegarle un puñetazo a Lampard? Iba con una velocidad asombrosa y nadie se encargo de que no saltara ni de que llegara hasta su victima, si no le dio al blues es porque este tuvo reflejos y se quito a tiempo

  7. Moi

    20 de marzo de 2007 a las 11:37 pm

    Saludos!

    La FIFA se pone chula, David Navarro inhabilitado para todas las competiciones durante 7 meses.

    http://lapizarradecapello.blogspot.com

    Saludos!

  8. el galgo

    21 de marzo de 2007 a las 1:53 pm

    A mi me parece bien lo que se hace con David Navarro. Igual es demasiado tiempo pero hay que evitar a los violentos en el campo, ya sea un aficionado, un entrenador, un presidente o un jugador.
    Yo me acuerdo de que Sa Pinto estuvo todo un año castigado, creo que por la FIFA, por agredir a su seleccionador porque no le convocó para un partido. No recuerdo si se levantó tanto revuelo… Pero se cumplió la decisión.
    Lo que me parece increíble es que muchos medios de comunicación se rasgen las vestiduras por la «injusticia» que se comete con David Navarro, cuando proclaman la tolerancia cero contra el racismo y la violencia en los campos. Hay que condenar todo tipo de violencia.

  9. I. Ismael

    22 de marzo de 2007 a las 1:24 am

    A que ha venido el pique entre Luis Fernandez y Juande tras el partido de ayer?? Iban con el machete en la boca. Sobre todo me ha sorprendido Juande con una rajada que no sé a cuento de qué viene.

  10. Pingback: Sobre la agresión a Armando » Diarios de Futbol