Lissavetzky señala a los culpables

El que siembra vientos recoge tempestades
Jaime Lissavetzky, Secretario de Estado para el Deporte tras los incidentes del Betis-Sevilla

Con las directivas de ambos clubes mirando para otro lado y queriendo quitar hierro al asunto (probablemente conscientes de su alto grado de culpabilidad), el Secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, no ha querido desviar la atención con las mismas monsergas de siempre sobre los gravísimos incidentes acaecidos la pasada noche en el Betis-Sevilla de los cuartos de final de la Copa del Rey.

La situación es gravísima. Vale que el que una botella de dos litros de refresco impacte en la cabeza de Juande Ramos sea quizá un hecho aislado… Pero un hecho aislado dentro de un clima generalizado de crispación, de cruces de declaraciones fuera de tono, de polémicas sobre la seguridad de unos y de otros. Y la culminación a unas semanas de auténtico despropósito por parte de ambas directivas ha sido esa agresión a Juande, como podía haber sido a cualquier otro futbolista o integrante del cuerpo técnico del Sevilla.

Lissavetzky ha señalado directamente a los culpables. La actitud infantil y chulesca de los presidentes de ambos clubes en los últimos días no debe ser pasada por alto. Si los máximos responsables a nivel institucional de un club de fútbol se dedican a sembrar la semilla de la discordia como lo vienen haciendo en los últimos tiempos, lo más probable es que las aficiones calienten sus ánimos hasta llegar a los lamentables extremos que hoy hemos tenido la desgracia de vivir.
http://www.tb-credit.ru/zaimy-na-kartu.html

14 Comments

  1. mIJAIL_LAUDRUP

    1 de marzo de 2007 a las 3:01 am

    Ha sido vergonzoso,sobre todo por parte de las directivas. Vaya par de aficiones…
    No se si os habeis fijado enel video-resumen alfinal del mismo el capitan del sevilla obliga a sus jugadores a irse del campo hacia el tunel devestuarios (eso les daria la victoria segura), la decisión ha sido acertada:por seguridad y por pragmatismo (creo q le darán la victoria al Sevilla), pero lo que haparecido patético es q al salir algunos jugadores del Sevillahaciangestos devictoriacon los puños. Algo va mal, cuando el jugador piensam as en una estúpida rivalidad que en que su entrenador va camino de la uvi…ha sido tristísimo…

  2. Pancho

    1 de marzo de 2007 a las 3:14 am

    @mIJAIL_LAUDRUP:

    Debo ver el video, lo veré luego en el telediario. Por razones de husos horarios y por otros compromisos no pude verlo, lo que he visto ha sido via internet y es lamentable. Ahora bien, todo debe ser responsabilidad compartida, si por mi fuera la inhabilitación sería ejemplar, y si algún jugador fue a arengar a la afición, bien vale para el alguna inhabilitación, para que así aprendan que el fútbol es arte en movimiento, es belleza pura y no espectáculos lamentables.

    Saludos.

  3. Pingback: El precio de la caspa » Diarios de Futbol

  4. ANTIHEROE

    1 de marzo de 2007 a las 3:50 am

    Los rojos como siempre mirando para otrolado y echando culpas a todo el mundo…Que yo sepa en Sevilla llevan los presidentes tirándose los trastos desde siempre. Por cierto condeno los sucesos de hoy pero a mí me pareció mucho más grave lo que pasó en el Pizjuán hace unos años (paliza a policia en un fondo e intento de agresión a Prats)

  5. Pingback: Desde la Tribuna » La violencia en el Fútbol, ¿Por qué?

  6. Sergio Cortina

    1 de marzo de 2007 a las 11:12 am

    El otro día varios lectores comentamos, aquí mismo, que estas cosas pasan desde hace mucho tiempo en España sin que nadie quiera ponerles freno. Comparamos el caso con la situación que se vive en Italia y algunos se echaron las manos a la cabeza y sigo sin entenderlo.

    Lo del botellazo de ayer no es un caso aislado y hasta que no se entienda esto y se actúe con urgencia las cosas van a seguir igual y degenerarán en algo peor. Al tiempo.

    Todos los años pasa igual en Sevilla, en los Oviedo-Sporting he visto cosas gravísimas, Frente Atlético, Boixos Nois, Ultras sur, Ligallo, etc. El problema está ahí, que el que tenga que verlo lo vea y lo resuelva.

  7. Axhell Red

    1 de marzo de 2007 a las 11:25 am

    A mi Lissavetzky desde la famosa operacion puerto y desde el caso Dominikovic, me parece que quiere ir de «Cid Campeador» por la vida siempre diciendo lo que los demas quieren oir, ademas ayer noche oi en directo al señor Del Nido (que para mi es un personajillo que sobra en nuestro futbol) y sus declaraciones tras el incidente fueron absolutamente correctas, moderadas y con sentido de la responsabilidad… mientras el periodista de turno, lo que buscaba eran declaraciones mas incendiarias con las que poder alimentar la polemica…. asi que todos deberian mirarse el ombligo!!! Y Lissavetzky a hacer su trabajo y no dejar a un pais o gobierno en ridiculo…. como paso con el jugador croata de balonmano.. y como va camino de pasar con la famosa Operacion Puerto.

  8. Komagate

    1 de marzo de 2007 a las 12:28 pm

    El problema es que ya hace mucho que se debería obligar a las directivas a ‘limpiar’ sus aficiones de ultras y violentos. El problema reside en que estas dependen de estos aficionados, explico el porqué: cuando las cosas van mal son lo que más dan la cara o al menos los que más se hacen notar, siguen al equipo a todas partes y no faltan casi nunca. Es como un grupo fijo de aficionados que los equipos suelen necesitar por el ánimo y la fidelidad. Y cuando las cosas van bien son los que animan a los demás a soltar su alegría

    El problema es que este tipo de actitud tan fiel y ‘positiva’ hacia el equipo tiene un precio. Una persona normal no va de campo en campo animando al equipo, ni chilla ni grita ni insulta ni vitorea como un aférrimo seguidor, solo un radical lo puede hacer y en el 99% de los casos son gente sin trabajo que vive de vete a saber que, va gratis a los partidos y siguen al equipo dónde sea (porque las propias directivas les hacen subir al avión/autocar y les dan las entradas). Ideal para un delicuente, violentos o alguien sin valores sociales.

    Cuando la cosa se va de madre, no se puede poner fin, porque estos tiene mucho que ‘largar’ a las autoridades sobre las directivas. Se forma pues un círculo mafioso.

    Hasta la fecha solo Laporta les ha plantado cara y ahora se desconoce dónde vive, tiene 2 hijos a los que proteger, de hecho se sospecha que cuando le amenazaron incluso participaron ex-directivos. En el Camp Nou los ‘boixos’ tenían varias dependencias con toda clase de cosas que es mejor no comentar.

    Pero en Sevilla tienen un problema añadido, ambos presidentes son de lo peor a nivel humano de este país. El resultado lo pudisteis presenciar ayer.

  9. aDRi

    1 de marzo de 2007 a las 12:47 pm

    Lissavetzky señala a ‘algunos’ culpables.
    El caso último y con el Betis asegurando que no podía garantizarse la seguridad en un evento deportivo el mismo debería haberse suspendido o jugarse a puerta cerrada.
    Sería algo como coger al máximo responsable del Betis y decirle: ¿puedes garantizar la seguridad en este partido? si es sí, pues adelante, y lo que pase es responsabilidad de quien garantizó algo que no pudo cumplir y si es no pues habrá que tomar otras medidas…no ir dejándolo para que al final alguien haga prácticas de lanzamiento de botella.
    Culpables en esta situación hay muchos y muy variados. El problema es que todos empezarán a señalar para otros lados y acabarán haciendo vista gorda.
    Un saludo.

  10. Borja Barba

    1 de marzo de 2007 a las 12:55 pm

    Totalmente de acuerdo con aDRi. Si no se puede garantizar la seguridad en un estadio de fútbol (aunque sea la de una sola persona), tal y como dijo públicamente León, ese partido no puede celebrarse, o se celebra a puerta cerrada. Son esas las «medidas drásticas» que algunos reclamamos desde hace tiempo. Es muy triste ver un partido a puerta cerrada, pero mñas triste aún es que se suspenda en el minuto 60 por incidentes como los de ayer.

    Yo creo que cuando León dijo aquello de «no podemos garantizar la seguridad», no estaba midiendo la trascendencia de sus palabras…

  11. cjdogg

    1 de marzo de 2007 a las 1:22 pm

    ¿Y en qué ha consistido la «La actitud infantil y chulesca» de Del Nido en los últimos días? ¿En decir públicamente que tendía la mano al Betis? ¿En firmar una carta redactada por la RFEF, disculpándose y aceptando las disculpas del Betis (que no firmó una carta similar)? ¿O en querer ir a acompañar a su equipo, como indican los reglamentos federativos?

    Basta ya de meter a todos en el mismo saco, y veamos qué ha hecho cada uno en concreto, sin generalizar, que es lo más fácil.

  12. aDRi

    1 de marzo de 2007 a las 3:03 pm

    @cjdogg, Del Nido se ha comportado los últimos días, no creo que haya muchos que lo pongan en duda. Pero declaraciones como las que hablaba del ‘estilo Betis’ y actuaciones como las del palco de hace poco más de una semana son tan o más ‘infantiles y chulescas’ que cualquiera.
    No creo que Del Nido por ir de bueno durante la última semana pueda librarse de su parte de culpa en el asunto, no es un presidente especialmente callado, tranquilo o discreto.
    Un saludo

  13. Ramón

    2 de marzo de 2007 a las 12:50 am

    Pero Lissavetzky antes del partido estuvo varios días poniendo paños calientes y sin decir nada de lo que ahora dice.
    Lissavetzsky debería dimitir por esto y por muchas más cosas y a Lopera y Del Nido deberían expulsarles sus propios socios.

  14. Ramón

    2 de marzo de 2007 a las 12:52 am

    Algo más. ¿Digital+ va a devolvernos parte de lo que
    hemos pagado por un partido que no concluyó?