Menottismo en estado puro

En el fútbol no se recuerdan los resultados,
se recuerdan las emociones
Ángel Cappa, en Radioestadio de Onda Cero

Decía el ex-entrenador de Racing de Avellaneda, Atlas de México, Peñarol, Tenerife, y segundo de Jorge Valdano en el Real Madrid, que el resultadismo en el fútbol no es más que una excusa. El aficionado con lo que verdaderamente se queda, lo que graba a fuego en su memoria, no es cómo quedó su equipo en un determinado partido, sino las jugadas o hechos sobresalientes que en dicho partido destacaron. El resultado pasa a un plano secundario con respecto a las jugadas estratosféricas que nos hacen despertar las más diversas emociones.

Al hilo de la jugada imposible del «no gol» de Ronaldinho del domingo frente al Athletic Club de Bilbao, me da por recapacitar sobre si no estará al fin en lo cierto, Ángel Cappa en su afirmación antiresultadista. A buen seguro, a final de Liga no recordaré el resultado exacto de este partido sin una rápida consulta a las hemerotecas o archivos, pero sin duda mantendré fresco en mi memoria el recuerdo de la colección de quiebros del Gaúcho ante la irreconocible defensa de los leones. La emoción no la olvidaré, el resultado, muy probablemente, sí.

Echando la vista atrás, me confieso incapaz de recordar de memoria el resultado del Compostela-Barça del estratosférico gol de Ronaldo. Tengo, sin embargo, la imagen del brasileño sorteando camisetas blanquiazules en plena estampida grabada en mi mente por los siglos de los siglos. Lo mismo me ocurre con aquel fabuloso gol de Michael Laudrup en un partido con el Madrid frente al Sporting en el Bernabéu, que tras protagonizar un slalom lleno de clase con regates de todos los colores, terminó batiendo a Ablanedo. Imposible recordar el resultado de aquel choque.

Son sólo dos ejemplos, seguro que podría recordar muchos más, que me demuestran que a lo mejor Ángel Cappa no andaba tan desencaminado en su afirmación.

http://www.tb-credit.ru/contact.html

14 Comments

  1. Miguel Gutiérrez

    27 de febrero de 2007 a las 12:35 am

    Me viene a la cabeza el ‘no gol’ de Zidane en Valladolid, ruleta incluida. Creo que ganó el Madrid 2-3, pero como dices, es lo de menos.

  2. I. Ismael

    27 de febrero de 2007 a las 12:42 am

    Debo ser un resultadista tremendo porque la frase me parece una venta de moto espectacular…

  3. mourinho

    27 de febrero de 2007 a las 12:54 am

    Borja Barba «sin una rápida consulta a las hemerotecas o archivos, pero sin duda mantendré fresco en mi memoria el recuerdo de la colección de quiebros del Gaúcho»

    – Pero seguro que te acordarías de un equipo que gana 4 copas de europa consecutivas. O, para no exagerar, seguro que te acordarás de lo crack, tacticamente hablando, que era Mou, o de las temporadas de Benitez en el Valencia, con doblete incluido, o de su champions con el Liverpool.

    Esas frases (cappa) son muy bonitas de decir y me encanta en escritores o buenos periodistas (Valdano) y por supuesto, cuando veo un partido, prefiero ver buen fútbol que uno ramplón, pero el trabajo del entrenador es el de conseguir titulos (o cumplir los objetivos) y no el de hacer poesía y luego perder.
    Es como aquel que entrega presentaciones limpias, perfectas, bonitas, casi artísticas, y luego, dentro, en el contenido, señala que 2+2 son 5. ¡pues vaya!

  4. Axhell Red

    27 de febrero de 2007 a las 1:31 am

    Es cierto que bien ha jugado el OL estos años la Champions…..pero todos nos acordamos del Liverpool… Barcelona….. ¿o no?

  5. Ramón Flores

    27 de febrero de 2007 a las 2:59 am

    Es cierto que se recuerdan más las emociones que los resultados, pero para la inmensa mayoría de los aficionados las emociones más intensas van asociadas a resultados positivos, especialmente en los partidos importantes.

  6. Francisco

    27 de febrero de 2007 a las 5:57 am

    Espero que el partido de vuelta del Liverpool – Barcelona se den esas jugadas que queden para el recuerdo. En realidad estoy contento. El Barca tiene la oportunidad de hacer un partido que quede en la leyenda. Se me enchina la piel y me emociono cuando oigo el Himno de la Champions Leage y me provoca pensar en gestas heroicas, En heroes antiguos capaces de lograr lo imposible… Barca tiene una cita con la historia. Creo que veremos un partido legendario…

  7. Alberto

    27 de febrero de 2007 a las 10:41 am

    Cappa es un cantamañanas: los hechos se recuerdan según las emociones con que las sentimos. Es difícil recordar el resultado de aquellos partidos porque ganar un partido de liga más contra el Compostela, el Valladolid, el Sporting o el Athletic no causa ninguna emoción especial. En cambio esas jugadas individuales producen un placer estético que hace que se retengan durante años. Y como bien apunta Ramón Flores los resultados producen una profunda emoción en los aficionados, tanto los buenos como los malos. Seguro que sí se recuerda que en el año de Ronaldo el Barça ganó la Supercopa, la Copa y la Recopa, pero sólo quedó subcampeón de liga. Que con Laudrup el Madrid volvió a ganar la liga cinco años después, pero que de la copa de la UEFA lo eliminó el modesto Odense. O que con Zidane consiguió una Champions y una liga, pero sufrió el centenariazo. Y por supuesto cuando se aúnan la belleza plástica y los resultados la emoción se intensifica hasta el extremo de que el recuerdo se hace imborrable: el gol de Zidane, el gol de Nayim, el gol de Koeman…
    Y ya puestos, a Menotti se le recuerda sobre todo por haber ganado un mundial. A Cappa, ¿se le recordará?

  8. mangelram

    27 de febrero de 2007 a las 1:47 pm

    Esa frase no se la cree ni Cappa…..No se exactamente el palmarés de este hombre, pero a juzgar por su frase creo q no habrá ganado mucho…

    En el futbol lo que mandan son los resultados, guste o no, o preguntaselo a los presidentes de los equipos con apuros…

    Quién se acuerda ahora de aquella temporada increible de la Real Sociedad quedando en segundo lugar en la Liga deltras del Madrid y con opciones de ganarla en la ultima jornada??? Nadie, en cambio, si la hubiera ganado, si estaría mucho mas fresca en nuestra memoria.

    Saludos!!!

  9. aDRi

    27 de febrero de 2007 a las 1:51 pm

    Yo no estoy de acuerdo con Cappa.
    En un plazo corto de tiempo recuerdas la super jugada, el resultado, el rival y hasta el minuto pero creo que lo que al final queda son los títulos y en menor medida el resultado.

    Si el Barça este año no ganase nada, ¿tendría mérito el no-gol de Ronaldinho? sí, claro que sí, pero dentro de unos años pasará a ser un recuerdo de los que lo vivimos y pudimos disfrutarlo, pasará a ser un video de youtube, pasará a ser algo de lo que otros muchos no nos acordaremos porque (espero) habremos visto otras muchas jugadas, otros muchos goles, se habrán sucedido un sin fín de momentos decisivos que tomarán el lugar de lo más viejo y menos decisivo.

    Por eso considero tan importantes el gol de Koeman, el de Nayim, el de Zidane, como bien dice Alberto. Fueron auténticos golazos, pero la carga que llevan asociada es la de una victoria, un título. De no ser así, serían una falta más de Koeman, un gran zapatazo de Nayim (otro de esos goles desde medio campo) o una gran volea de Zidane…cosas para ver en videos resumenes de youtube.

    Un saludo

  10. Untajose

    27 de febrero de 2007 a las 2:01 pm

    Pues en cierta manera yo coincido con Ángel Cappa. Yo no creo que el está diciendo que no sea importante ganar. Yo creo que el dice que una victoria perdura más si hay mucha emoción en la misma. Si una victoria no consigue emocionarte pues te olvidarás de ella o no le darás importancia. Yo me imagino que los jugadores o aficionados del LIverpool o Manchester tardarán mucho en borrar de sus memorias las últimas Copas de Europa que ganaron porque el desarrollo de los partidos hizo que las mismas estuviesen cargadas de mucha emoción. Si te da igual una competición pues si la ganas y no te emociona pues no permanece.
    No se, creo que me he liado un poco pero espero que el concepto esté claro.

  11. Axhell Red

    27 de febrero de 2007 a las 2:10 pm

    #9 aDRi
    Cierto, esos goles ademas de una gran belleza estetica llevan unidos el que valieron para sellar una victoria historica….. 3 autenticos golazos imborrables, por calidad, y por su significado!!!

  12. Fernando

    3 de marzo de 2007 a las 1:41 am

    Para el autor del post: Cappa también dirigió a la ‘U’, Universitario de Deportes, de Perú, con el que salió campeón en el Torneo Apertura 2002 en una gran campaña en la que se obtuvo el título en la última fecha con un empate ante Alianza Lima, el eterno rival.

  13. Lucio

    18 de abril de 2007 a las 3:57 pm

    Tambiém dirigió a la Unión Deportiva Las Palmas, y en el Tenerife fue segundo de Valdano.

  14. Pingback: LATITUD FUTBOL » Posts » Acento Argento: Una platea en el Tomás Adolfo Ducó