Un pequeño tributo a Djorkaeff

Djorkaeff Se retiró hace unos meses y no le dedicamos el post que se merecía. Había pasado el último curso en el cementerio de elefantes que es la liga estadounidense, con más pena que gloria y en evidente declive físico. Una lesión en el tendón de Aquiles fue el detonante para que Youri Djorkaeff tirara la toalla y decidiera dejarlo. Tenía 38 años.

Hijo de emigrantes (como tantos otros grandes del fútbol galo), el futbolista de Lyon representó fielmente el prototipo del “nueve y medio” del que habló Platini: sus movimientos no eran exactamente los de un delantero, y no ofrecía la consistencia que debe exigírsele al centrocampista sobre el cual debe gravitar el juego de un conjunto. Pero su excepcional técnica, su capacidad de pase, su tiro de larga distancia y su inteligencia sobre el terreno lo hicieron imprescindible, fuera en una posición o en la otra. Sin olvidar, por supuesto, sus friquis parabólicos que pronto se convirtieron en marca de la casa, y le valieron el apodo de la Serpiente.

Djorkaeff explotó en el Mónaco. donde llegó a ser máximo goleador de Le Championnat, y su excepcional rendimiento en el Principado le llevó al París Saint Germain. En el césped del Parque de los Príncipes se convirtió en el arquitecto del mejor PSG de la historia, y el único que puede presumir de un entorchado europeo, la Recopa. Sus últimos años de gran fútbol los vivió en el Inter, y fue el mejor asistente de Ronaldo antes de que la máquina de devorar futbolistas que es la Bienamada lo absorbiera y le sacara de la élite del gran fútbol. No volvería ya a ella, ni en el club neriazzurro ni en tres breves aventuras en Kaiserslautern, Bolton y Blackburn. Su canto del cisne fue la temporada 2004-05, donde fue elegido mejor jugador de la Major League Soccer por su desempeño en el MetroStars de Nueva York.

Nuestro hombre también será recordado por haberse convertido en piedra angular de la selección francesa que alcanzó las más altas cumbres en los últimos años del siglo pasado. La irregularidad que tantas veces acompaña al genio, y que siempre caracterizó al futbolista franco-armenio, no le impidió formar una conexión mágica con Zidane en el ataque de los bleus. Hombre de confianza del entrenador Jacquet, jugó todos los partidos de la Copa del Mundo del 98, donde actuó como medio ofensivo. Tras la marcha del técnico, su sustitutó Lemerre le adelantó unos metros para emparejarlo con un joven Henry; aunque su rendimiento no fue tan bueno como dos años antes, su experiencia fue importante en la consecución de la segunda Eurocopa que brilla en las vitrinas del fútbol francés. No volvió a participar en una gran competición.

Como conclusión, os dejamos con un video de los mejores momentos de Djorkaeff, extraído del magnífico programa Fiebre Maldini, y que nos llega a través de Fútbol Arte. Esperamos haber redimido, al menos en parte, la deuda que teníamos con Youri. Un futbolista que fue pura clase.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

19 Comments

  1. Davor

    17 de febrero de 2007 a las 3:50 am

    Gran post Ramón. Uno de mis ídolos futbolísticos desde siempre, justo por detras del gran Davor. 😀
    Siempre pensé que de haber jugado en un equipo de los más fuertes de Europa durante su plenitud futbolística (Bayern Munich, Manchester United) hubiese podido dar mucho más.
    Por cierto, el ultimo gol, el del Bolton, buscadlo en youtube para ver las repeticiones, porque es tremendo.

    Saludos!

  2. Arcanis

    17 de febrero de 2007 a las 7:31 am

    El golazo q le metio a la Roma es impresionante

  3. aDRi

    17 de febrero de 2007 a las 11:42 am

    @Davor, buscaré en youtube…pero la sensación que da en ese gol es que intentó rematar de primera, de tacón, pero le salió mal y acabó controlándola…¿o no estamos hablando del mismo? el último que se ve, ¿no?.

    Increíble el de la Roma, el siguiente de volea y uno anterior de toquecito por encima del portero, según Maldini tras dejada de Weah en el PSG, este último mi favorito.
    Buen homenaje 🙂
    Un saludo!

  4. Agustín

    17 de febrero de 2007 a las 11:46 am

    El gol a la Roma ha sido impresionante…que muestra de técnica, sentido de tiempo y de distancia, pues el balón caía muerto desde mucha altura…fíjense lo difícil que es “enganchar con el empeine” el balón de esa manera y en esas condiciones. Hasta el árbitro lo felicitó dándole la mano, tal cual muestra el video.

    Por cierto, en la foto que han posteando, con Djorkaeff jugando en la MLS, el mismo aparenta tener 45 años…el tiempo pasa…

  5. Ramón Flores

    17 de febrero de 2007 a las 1:10 pm

    @Adri, el gol ese tras dejada de Weah me recuerda mucho a uno que le metió Raúl al Sporting de Gijón, también una vaselina al primer toque con el balón rodando.

  6. SANTOTE

    17 de febrero de 2007 a las 1:58 pm

    @Ramon Flores

    Ya pero aquel gol fue con el exterior del pie, estando perfilado de la portería y más dificil que el de Djorkaeff que también es bueno pero no tanto.

  7. aDRi

    17 de febrero de 2007 a las 2:37 pm

    @Ramón Flores, ¡es cierto!, Raúl tiene algunos goles impresionantes en cuanto a vaselinas se refiere (aunque es una jugada que intenta, o intentaba, en exceso), recuerdo el que comentas al Sporting, aun así, lo que más me sorprende en el de Youri es la sensación de que le pega como torcido, como si fuese a caer, no sé, me da una sensación extraña de desequilibrio por la manera de acomodar el cuerpo al toquecito.
    Otro impresionante de Raúl, creo que también al primer toque, pudo ser contra…¿la Real Sociedad? tengo que verme el video con recopilación de nuevo porque no estoy seguro jaja.
    Un saludo! 🙂

  8. Figaro

    17 de febrero de 2007 a las 3:01 pm

    Qué injusto es la historia entre Karembeu y Djorkaeff…Una lástima que le haya eclipsado tanto Zidane.

  9. Ramón Flores

    17 de febrero de 2007 a las 4:54 pm

    @Santote, tras verlo varias veces sigo sin estar seguro de si este gol es con la puntera o con el exterior. En cualquier caso me sigue resultando muy similar al de Raúl.

    @Adri, recuerdo una vaselina de Raúl contra la Real Sociedad en el 95. Se llevó el balón de espuela, lo dejó botar y después se la levantó al portero.

  10. Pancho

    17 de febrero de 2007 a las 11:32 pm

    Yuri Djorkaeff!!!:) solo mencionar su nombre tiene sensación a leyenda y es una excelente pregunta la que se hace Davor, que por qué nunca jugó en los equipos mas duros de finales del siglo veinte¿? equipos como el Bayern de Effenberg o el Manchester de Paul Scholes 🙂 vaya!!! me han dibujado una sonrisa en mi rostro. Excelente Ramón.

  11. Maracucho

    17 de febrero de 2007 a las 11:40 pm

    A lo mejor cometo sacrilegio, pero al jugador que más recuerdo durante el mundial de Francia 98 es Djorkaeff, salvando los goles de Zidane en la final, claro está.

  12. Gontxo

    18 de febrero de 2007 a las 2:57 pm

    A mi fue un futbolista que siempre me gusto muchisimo, tenia mucha calidad y era muy listo.
    La ultima vez que le vi fue en el trofeo Santiago Bernabeu de hace un par de años, con un combinado de la liga americana, y era la figura mas destacada.

    Esta muy bien que os hayais acordado de él

  13. http://eldesenmascarador.blogspot.com/

    18 de febrero de 2007 a las 11:56 pm

    Si señor,que pedazo de jugador el argelino…impresionante calidad,gran disparo,buena velocidad,tecnica…tuvo la mala suerte de explotar demasiado tarde y no guiar bien su carrera deportivamente,pues pienso que en un club de proyección ofensiva hubiera arrasado.No se le ha valorado pienso yo,al nivel que debiera.

  14. BoVeS

    19 de febrero de 2007 a las 12:15 am

    “su experiencia fue importante en la consecución de la segunda Eurocopa que brilla en las vitrinas del fútbol francés. No volvió a participar en una gran competición.”

    Ramón, no fue Djorkaeff quién sustituyó a Zidane en la titularidad cuando se lesionó en el Mundial 2002?

  15. Ramón Flores

    19 de febrero de 2007 a las 2:35 am

    Tienes razón, BoVeS, Youri jugó un par de partidos en el Mundial 2002, uno de titular. Apuntado queda.

  16. Bacalhau Sardinha Assada

    19 de febrero de 2007 a las 12:52 pm

    @ el desenmascarador
    Djorkaeff no era de origen argelino. Tenia origenes armenios. Su padre (Jean Djorkaeef) ya habia jugado por la seleccion gala en el 58 creo con Kopa, juste Fontaine…

    Eso si era un jugadorazo, de gran calidad técnica.

    Cuentan que un dia Aimé Jacquet convoco a Zidane y a Djorkaeff en su despacho en los principios de su era. O sea en el 96. Zidane y Djorkaeff no eran todavia las estrellas sino jugadores con una buena posibilidad de progresion. Las estrellas en aquel entonces eran Ginola, Cantona, la generacion del Nantes… Los convoco y les dijo : “Miren mi objetivo no es el europeo del 96 sino el mundial del 98. Este es mi proyecto y no lo voy a hacer con Cantona o Ginola… Lo voy a hacer con vostros. Seran los pilares de mi seleccion. Estoy convencido que tendran un papel importantisimo en el mundial del 98. Mi equipo lo haré al rededor de vosotros dos ! ” . Y bueno ya sabemos lo que paso…

    Por cierto, sabeis cual era su apodo ? lo llamaban “the snake” porque era de una frieza increible ante el portero ! jeeje

    Saludos.

  17. alej

    16 de junio de 2007 a las 5:34 pm

    No ha sido mejor jugador de la MLS nunca, corrigelo por favor.

  18. Pingback: Goles imposibles: Djorkaeff a la Roma » Diarios de Futbol

  19. Pingback: Mónaco, regreso al pasado » Diarios de Futbol