El gol más triste de la historia del fútbol

estadionacional.jpgComo la mayoría de los dictadores, Augusto Pinochet ha muerto en la cama. Nos vamos a ahorrar aquí los calificativos hacia tal nefasta figura. No es éste lugar para exponer lo que las tripas y la cabeza nos piden que escribamos. No obstante, queremos dejar constancia de uno de los momentos más lamentables que la historia del fútbol internacional ha dado.

Ocurrió el 21 de noviembre de 1973 en el tristemente famoso Estadio Nacional de Chile. La selección de Chile se había clasificado en Agosto, eliminando a Perú, para una repesca que había de enfrentarle a la Unión Soviética. Mientras tanto, el curso de la historia del país daría un trágico rumbo con el golpe de Estado que el 11 de Septiembre de ese mismo año comandó el general Augusto Pinochet, y que terminó con el asesinato (algunos hablan de suicidio, pero lo mismo da) del presidente democráticamente electo Salvador Allende en el Palacio de la Moneda. Tras este nefasto hecho, el Estadio Nacional de Chile, en Santiago, se convirtió en un improvisado campo de concentración, donde fueron asesinados y torturados sistemáticamente miles de personas cuyo único delito era ser de izquierdas (la Cruz Roja contabilizó 7000 detenidos en un solo día). Entre ellos se encontraba el cantautor Víctor Jara, de quien toma ahora el nombre el estadio, que fue torturado y finalmente acribillado a tiros.

El 26 de Septiembre, tres días después de que el poeta Pablo Neruda muriera entonando un desgarrador llanto por sus amigos y por su país, “me los están matando… me los están matando”, las selecciones de la Unión Soviética y de Chile empatan a cero en el Estadio Central de Lenin, en Moscú.

El partido de vuelta se había de disputar el 21 de Noviembre de 1973. Para entonces, el mundo sabía ya de los atroces acontecimientos que habían sucedido en el Estadio Nacional de Santiago de Chile. Por ello, la Unión Soviética anunció el 2 de Noviembre, su intención de no acudir al enfrentamiento, a través de un comunicado emitido por la Agencia Soviética de Noticias: “[…] por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los patriotas chilenos”.

La FIFA (como haría posteriormente con la dictadura argentina y el Mundial ’78), se lavó las manos, (¿acaso les compete a ellos velar por los derechos humanos?) y apeló a la reglamentación internacional para avisar de que, en caso de no presentarse la Unión Soviética, Chile estaría automáticamente clasificada.

Las autoridades chilenas, agravando el hecho, decidieron montar una pantomima. Se acondicionó la cárcel represiva en la que se había convertido el Estadio Nacional para volverla a transformar en campo de fútbol, y se realizó toda una exhibición de patriotismo barato, con bandas de música, público en el estadio, banderas chilenas al viento, para recibir a una selección sin rival. Los once jugadores chilenos salieron al campo entre los aplausos de un público que contrastaban con la mudez de las víctimas silenciadas a golpe de pistola. Sin rival, se sacó del centro, los jugadores avanzaron sin oposición hasta la portería contraria y se anotaron un gol simbólico, repugnantemente simbólico. Después de la pantomima, la selección de Chile jugó un partido amistoso contra el Santos brasileño, que le endosó un 0-5.

El fútbol, nuestra pasión, al que dedicamos con cariño este blog, como vemos, a veces se presta a situaciones lamentables. Hoy, con el paso de los años, a uno le cuesta trabajo intentar comprender cómo la FIFA permitió tan lamentables hechos, cómo permitió que se jugara al fútbol en un campo de exterminio, cómo permitió que quienes no representaban a Chile (Pinochet y sus amigos asesinos) insultaran la memoria de las víctimas de ese modo. En fin, al menos conocer la historia, dicen, sirve para que no se vuelva a repetir.

Imagen: La Nación

Links:

El caso en un blog brasileño
BBC Mundo, Los campos de prisioneros en Chile

26 Comments

  1. non_grata

    12 de Diciembre de 2006 a las 2:17 pm

    Muy interesante el artículo. Y muy triste a la vez. Y tener que aguantar a gente que aun defiende a Pinochet, en la misma COPE se sigue diciendo que Allende era un dictador y Pinochet un defensor de la Constitución.

  2. Iñaki

    12 de Diciembre de 2006 a las 2:35 pm

    Es que política y fútbol nunca se han llevado bien.
    ¿Alguien puede explicarme por qué se jugó la jornada de Champions o la de liga tras el 11 -M?
    ¿Alguien puede explicarme por qué se utiliza un estadio (o varios) para esgrimir reivindicaciones territoriales?
    ¿Alguien puede explicarme por qué en los campos vascos no se guardaba minuto de silencio por los asesinados de ETA?
    ¿Alguien puede decirme que pintan las banderas autonómicas en los brazaletes de algunos capitanes de equipos?

    …….. y tantos otros por qué

  3. SpanglyPrincess

    12 de Diciembre de 2006 a las 3:17 pm

    thanks for a really interesting and sad article, I didn’t know this story.

  4. cone1899

    12 de Diciembre de 2006 a las 3:21 pm

    No voy a entrar en debates politico-futbolisticos porque me pone de mala leche debatir de estas cosas.
    Sólo escribo para una vez más felicitar al autor por la manera tan correcta de expresar algo que merece unos calificativos mucho más fuertes que los que aquí se nombran.

    Saludos.

    P.D. ¿Tienen un gen todos los dictadores que además les convierte en especímenes que viven muchisimos años para desgracia de todos los demás seres humanos?

  5. Igor

    12 de Diciembre de 2006 a las 3:21 pm

    Iñaki,vete a un foro de politica.

  6. Iñaki

    12 de Diciembre de 2006 a las 3:30 pm

    @ Igor

    ¿Por qué?.

  7. martin

    12 de Diciembre de 2006 a las 3:38 pm

    El problema, y por lo que directamente la Fifa puedo entender que no se meta en politica, es que mas ironico aun es que la seleccion que se nego a jugar ese partido era la de una dictadura aun mas criminal que la de Pinochet, como era la sovietica(la de entonces y mas aun la de antes). La realidad es que si nos ponemos asi(y ojo, yo soy partidario de ponernos asi, a riesgo de que España no pudiera participar mas que en Europeos), no deberiamos jugar con ninguna seleccion de ningun pais que no sea una democracia, o competir con ellos en los juegos olimpicos, empezando por la China, donde curiosamente se van a celebrar los proximos juegos…el que se les concedieran los juegos olimpicos a semejante pais, es un ejemplo de que lejos de aprender, incluso vamos para atras.

    Es sin duda triste, pero mas triste es el asqueroso mundo en el que vivimos.

  8. Nineuk

    12 de Diciembre de 2006 a las 4:09 pm

    Hola Iñaki.

    Estoy de acuerdo con tus preguntas, pero me gustaria puntualizar que en San Mames nunca se guarda un minuto de silencio, ni por los asesinados por ETA ni por nadie. El motivo? Para que los asesinos no obtengan el triunfo de que les hagamos mas caso del que merecen.

    Sobre los brazaletes de los capitanes, cada uno puede llevar lo que quiera, hasta la foto de su madre si quiere. Por lo menos no has limitado la pregunta a los equipos vascos. Solo te dire, como vasco en Madrid, que todo el mundo se puede sentir orgulloso de ser Español y de su comunidad autonoma, pero si yo digo que estoy orgulloso de ser vasco y español, me miran diferente del que dice que es sevillano y español, o murciano y español.

  9. renton

    12 de Diciembre de 2006 a las 4:48 pm

    No pudo morir de un ataque al corazón, pues carecía de él.

  10. Pancho

    12 de Diciembre de 2006 a las 4:58 pm

    Excelente artículo Dadan…

    Por cierto, no sé si tengas blog personal, pero yo sabiendo que eres nerudiano, imagino que debes tener un parecer u opinión personal de pinochet. Sería bueno que la publicaras o leyeras.

    Opinión Personal: Es un estadio muy bonito y un gran nombre el de Víctor Jara, pero huele a muerte aun. Yo hubiera demolido y hecho otro en otro lugar y mas grande

  11. Iñaki

    12 de Diciembre de 2006 a las 4:58 pm

    @Nineuk

    De acuerdo contigo.
    Lo que me dices de San Mames es cuanto menos discutible, pero ni es el lugar ni el tema de este buen artículo que tu y yo comentamos.

    Por supuesto que cada cual puede llevar el brazalete que quiera, faltaría más. Pero a nadie se le escapa, que curiosamente sólo equipos significativos de las comunidades historicas, son los que llevan el símbolo de sus comunidades en el brazo (aunque el Real Madrid hasta hace bien poco también llevaba los colores nacionales) con la clara intención de abanderar y asociar sus éxitos deportivos a los del territorio que pertenecen. Es evidente que no es responsabilidad de los jugadores (ellos se ponen el brazalete que les den), pero muchos presidentes se ufanan de ser el “equipo de” tal o cual sitio.

    Por último, de acuerdo nuevamente contigo en que te miran diferente si dices que eres vasco y español que si eres murciano y español. Trístemente es así, pero desgraciadamente nuestros políticos no hacen mucho por acabar con los esterotipos.

  12. Pancho

    12 de Diciembre de 2006 a las 4:58 pm

    Excelente artículo Dadan…

    Por cierto, no sé si tengas blog personal, pero yo sabiendo que eres nerudiano, imagino que debes tener un parecer u opinión personal de pinochet. Sería bueno que la publicaras o leyeras.

    Opinión Personal: Es un estadio muy bonito y un gran nombre el de Víctor Jara, pero huele a muerte aun. Yo hubiera demolido y hecho otro en otro lugar y mas grande y por supuesto con el nombre del gran Víctor Jara

  13. Sebask

    12 de Diciembre de 2006 a las 5:12 pm

    Muchas gracias por el artículo.

    Una pequeña precisión que no le resta mérito.
    Víctor Jara no estuvo detenido en el Estadio Nacional sino en el Estadio Chile, un recinto techado para unos 4.000 personas donde se jugaba básquetbol y otros deportes. El Estadio Chile también fue un campo de concentración de la dictadura, y hoy recoge el nombre del actor, director y cantautor chileno, quien fuera asesinado ahí, luego que cortaran sus manos para que no pudiera seguir con su guitarra.

  14. Eduardo Blanco

    12 de Diciembre de 2006 a las 5:31 pm

    De acuerdo con Iñaki y Nineuk, y opino: es muy triste lo que se relata en este artículo, lo desconocía.
    El minuto de silencio que no se guarda en San Mamés le convierte en diferente al resto de campos, lo quieras o no. Y tu respuesta no creo que sea la causa de que no respeten el minuto de silencio. San Mamés tendría más personalidad de la que tiene si lo respetara. Y el resto del país le aplaudiria el gesto al estadio.
    Nineuk,que presumas de ser vasco y español es algo digno por tu parte, estamos de acuerdo, no es lo mismo que sevillano y español, por ejemplo (yo soy de Sevilla).Pero la minoría que no lo ve igual no debe importarte.

  15. Anonimo

    12 de Diciembre de 2006 a las 6:02 pm

    Un Hi** de Pu** menos.

  16. Dadan Narval

    12 de Diciembre de 2006 a las 6:18 pm

    @ Martin,
    Difícil tema el que introduces. Tienes toda la razón en lo que dices, pero creo que hay algo que se podría precisar. El caso de Chile lo grave es que en ese mismo estadio, días antes se habían asesinado impunemente a miles de personas. Es cierto que, en realidad poco importa dónde fueran asesinadas, y que en la Unión Soviética se mataron aún más seres humanos, pero creo que la sangre en el Estadio Nacional aún estba demasiado reciente como para celebrar en él gol ninguno.

    @ Pancho,
    No sé si soy nerudiano, pero me gusta Neruda. Le tengo tanta admiración que mi apellido, Narval, está tomado precisamente de su afición por coleccionar cuernos de este animal. Si pinchas en mi nombre, te aparece la explicación. Aún así, he de reconocerte que es una fuigura con la que tengo una relación un poco tormentosa. Me dio mucho que pensar su relación con la Unión Soviética (sobre todo a raíz de su visita a Armenia) y el tema, poco conocido, de su hija, a la que abandonó y a la que Lorca dedicó unos preciosos versos.
    En cuanto a Pinochet, sobran los calificativos.

    @ Iñaki,
    Te voy a contar una anécdota un poco personal sobre el tema que cuentas de los estadios vascos. Mi abuelo, un hombre bueno al que quería con toda mi alma, fue directivo del Athletic. Cuando murió, los jugadores del Athletic llevaron un brazalete negro en señal de duelo. Yo fui a aquel partido con mi padre. Tendría quince años cuando aquello. Le pregunté a mi padre por qué no se guardaba un minuto de silencio por la muerte de mi abuelo. La respuesta que me dio creo qeu te puede servir como respuesta a lo que preguntas: “Porque el silencio puede ser roto por el grito de cualquier imbécil”.

    @Sebask,
    Gracias por la precisión.

  17. Alberto

    12 de Diciembre de 2006 a las 8:27 pm

    Martin, si nos ponemos muy exigentes con lo de excluir a países que no sean democracias, Suiza campeona del mundo per saecula saeculorum. No me gustan los boicots deportivos, implican una actitud de superioridad moral de la que no estoy nada seguro, aunque Dadan Narval tiene razón en que la sangre estaba demasiado fresca en este caso.

  18. Paco

    12 de Diciembre de 2006 a las 9:02 pm

    Bravo. Este artículo es gol de fantasía.

  19. juanan

    13 de Diciembre de 2006 a las 1:26 am

    Un poco de hipocresia al hacer esa declaracion, porque la URRS era una dictadura tan (o mas) sanguinaria que la de Pinochet.

    Como dice mi abuelo “Hijos de puta hay de todos los colores” y afortunadamente ya queda uno menos.

  20. Un_culé

    13 de Diciembre de 2006 a las 2:12 am

    @ Iñaki
    Yo veo normal lucir un brazalete con los colores de tu comunidad. Dentro de España, el Barça pertenece a Catalunya, el Athletic al País Vasco, el Zaragoza a Aragón, y así sucesivamente. No solo estos equipos lo lucen, también alguno andaluz (no sé cuál). Y yo estaría encantado de que el brazalete del Real Oviedo fuese la representación de la bandera asturiana. Porque soy español, y también asturiano. Y me gusta que la gente lo sepa.

    Y sobre el post, decir que no conocía el por qué de esas imágenes, aunque sí las había visto alguna vez. Vergonzoso. En fin, uno menos.

  21. Cervantico

    13 de Diciembre de 2006 a las 2:22 am

    Excelente artículo

    El fútbol se mezcla con la política porque mueve las masas y exacerba los sentimientos nacionales, ambos sentimientos muy apreciados por los gobernantes (dictadores o no). Tal vez la FIFA miró hacia otro lado en esas ocasiones por conveniencia, pero ciertamente hace bien ahora cuando defiende tan celosamente la independencia política del fútbol.

  22. raul

    13 de Diciembre de 2006 a las 11:07 am

    Pues anda que la URSS podía dar muchas lecciones morales en materia de derechos humanos, no te jode.
    Negra, le dijo la sartén al cazo.

  23. Axhell Red

    13 de Diciembre de 2006 a las 1:28 pm

    1-La verdad es que la capacidad moralde la URSS respectoa la violacion de derechos humanos…. de risa.
    2- ¿Quien puede afirmar aqui que en San Mames nunca se ha guardado un minuto de silencio? Yo recuerdo uno bien recientemente….
    3-Claro no se hacen por miedo a los idiotas…lo malo es que en San Mames, Anoeta etc hay muchos idiotas, que revenctarian cualquier minuto de silencio respecto a un asesinado por ETA….. pero reclamarian ese minuto para cualquiera de sus “gudaris”.
    4-LA verdad me parece un error un post mezclando politica y deporte, ya que entonces segun unos criterios humanitarios, ni Olimpiadas de la URSS, ni las proximas en China…. que decir del Mundial de Argentina….. etc etc

  24. Dadan Narval

    13 de Diciembre de 2006 a las 1:51 pm

    @ Axhell Red,
    No, si tienes razón. Todo fue muy bonito. Sacar a los detenidos del estadio para jugar ahí mismo, sobre la sangre de los recién asesinados un partido de fútbol. Es verdad que la URSS no podía dar lecciones morales a nadie, pero poco importa cuál fue el equipo que no se presentó a jugar. En ese mismo campo, días antes (¡días!) se estaban torturando y matando personas impunemente.
    En cuanto a lo de San Mamés, lo mismo pasa en muchos otros estadios, desgraciadamente.
    El mundial de Argentina, finalmente, nunca se debió jugar en ese país. No porque hubiera una dictadura atroz, sino porque ésta utilizó el Mundial para lavar su imagen cara al exterior, y para ocultar la situación del país. Recuerda el repugnante lema que se acuñó para la ocasión, ante las acusacionoes de que allí se estaban violando sistemáticamente los derechos humanos: “Argentina: somos derechos y humanos”.

  25. nelson

    13 de Diciembre de 2006 a las 4:20 pm

    Lastima que fue la muerte quien se encargò de sacarle tarjeta roja a Pinochet, y no la justicia chilena, que aun esta en deuda con la humanidad.Los tributos de los hombre buenos a las victimas del terror seran por siempre la condena a aquel triste gol y la derrota, aun despues de muerto para seres detestables como ese, que muriò sin conocer la ternura.

  26. Julio Osses

    13 de Diciembre de 2006 a las 7:38 pm

    Iba a hacer la precisión acerca del Estadio Chile, y no el Estadio Nacional, pero veo que está hecha.

    Gracias Dadán por esta historia. Una más de tantas que encierra Santiago, manchado de sangre por estos tipos.