Luis César Sampedro destituido

Doce jornadas ha resistido Luis César Sampedro, técnico del Nàstic de Tarragona, en el banquillo del club catalán. Artífice del gran éxito del ascenso a la elite conseguido la pasada campaña, Sampedro ha sufrido las consecuencias de un nefasto inicio de temporada. Tras la brillantísima e inesperada victoria conseguida en la primera jornada de Liga en Montjuïc frente al Espanyol, el equipo de la imperial Tarraco no ha podido cosechar más que dos empates, sumando un total de cinco puntos y ocupando la posición de colista de la tabla después de su derrota de ayer frente al RCD Mallorca.

El Nàstic, en opinión de sus dirigentes, ha tocado fondo. Tras caer eliminados en Copa del Rey en primera ronda a manos del Real Valladolid (los tarraconenses perdieron ambos partidos de la eliminatoria), es muy probable que la directiva esperase una reacción en Liga que les alejara de los puestos de descenso. Pero esa reacción no ha llegado,y lo que es peor, el juego parece haberse resentido notablemente. La primera parte de hoy frente al equipo de Manzano ha sido desastrosa, y sólo la fortuna ha permitido a los de Luis César adelantarse en el marcador con un gol de Alejandro Campano que de muy poco serviría al final del partido.

No tengo suficientes conocimientos sobre el equipo tarraconense (apenas le he visto en dos partidos) como para juzgar la conveniencia o no de la destitución de Luis César Sampedro. Partiendo de esa base, sólo puedo llegar a la conclusión de que el fútbol se ha portado de manera sumamente injusta con alguien que consiguió retornar al equipo de Tarragona a la máxima categoría del fútbol nacional después de casi medio siglo sin jugar entre los grandes.

El mérito del técnico gallego está ahí. Y a mí me da la sensación de que con la plantilla que se había puesto en sus manos poco más se podía hacer en un equipo recién ascendido.

Bilbao, 1977. Abogado. Una noche de lluvia y frío en (el viejo) San Mamés, una canción en el Riverside de Craven Cottage, un balón rodando por un descampado al caer la tarde. En Notas de Fútbol desde septiembre de 2005 hasta agosto de 2006. Cofundador de Diarios de Fútbol en agosto de 2006. borja.barba @ diariosdefutbol.com

13 Comments

  1. Ismaelin Ismael

    27 de noviembre de 2006 a las 10:49 am

    Se veía venir…
    Lo que he visto del Nastic me ha parecido un equipo con buen toque de balón pero con una defensa muy frágil, así no se puede competir en primera división.

  2. Miguel Gutiérrez

    27 de noviembre de 2006 a las 11:44 am

    Y Sarriugarte puede ser el próximo.

  3. Ferni

    27 de noviembre de 2006 a las 12:42 pm

    Espero que Sarriugarte sea el próximo, a ver si traen a un sargento que les ponga a todos tiesos de una puñetera vez. Y ya de paso, una limpieza a final de temporada no vendría mal, que el clan de los navarros y el guipuzcoano son un lastre en este equipo.

  4. cone1899

    27 de noviembre de 2006 a las 1:09 pm

    Como dice Borja lo triste es que se carguen a un entrenador que les ha colocado en la élite del futbol por malos resultados en primera división. Que esperaban que hiciera el Nástic? Claro igual si se comparan con el Recre piensan que es culpa del entrenador pero no creo que el bueno de Luis César sea el culpable.

    Saludos.

  5. Un_culé

    27 de noviembre de 2006 a las 1:45 pm

    @ cone1899
    Estoy seguro de que el Nastic está muy agradecido a Luis César por lo que hizo, pero se ha de luchar por la permanencia, aunque sea una empresa una muy difícil. Y si el equipo va mal, pues se necesita un revulsivo, quien sabe si otro entrenador tiene la ‘suerte’ de conseguirlo, porque de verdad creo que al Nastic le ha faltado eso, suerte.
    El propio Luis Cesar ha reconocido que es normal su destitución, que el equipo necesita algo nuevo y les deseó mucha suerte.

  6. Borja Barba

    27 de noviembre de 2006 a las 1:49 pm

    Sí, además la directiva ha agradecido públicamente el comportamiento de Luis César Sampedro en estas últimas semanas, cuando ya probablemente sabía que iba a ser destituido en caso de no ganar partidos.

  7. Sergio Cortina

    27 de noviembre de 2006 a las 2:05 pm

    A veces es necesario un cambio y mejor ahora que queda muchísima liga por delante.

    Lo cierto es que no creo que el Nastic tenga tan mal equipo como para estar donde está pero este año la Liga va a estar especialmente igualada por abajo. El Athletic no va a entregar la cuchara y además arriba tiene gol, el Racing tres cuartos de los mismo, los ascendidos (incluido el Nastic) tienen buenos equipos. Y así todos.

  8. Mourinho

    27 de noviembre de 2006 a las 6:43 pm

    Los directivos deben saber como es cada entrenador, saber que fichan y despues dejarlo trabajar. lo que no se puede es echar a un tio en la jornada 12.
    Es como echar a capello porque el equipo juega mal o a mi por bocazas. no tiene sentido.
    No soy partidario de cambiar de entrenador en mitad de temporada.

  9. Paquirrines

    27 de noviembre de 2006 a las 10:21 pm

    Aprovecho para ofrecer al gran entrenador conocido como » hijo del futbol», es el más indicado para sacarle todo el potencial a este equipo, con él, el Nastic conseguiría la salvación seguro.Además este entrenador se carcteriza por su capacidad para motivar a sus jugadores y sacarlos a flote cuando pasan por una mala racha (él es quien ha estado preparando a Ronaldinho en este último mes). Me apostaría todo mi dinero a que si el Nastic ficha a «hijo del futbol», Portillo será pichichi este año, y el Nastic a europa.

  10. Mourinho

    28 de noviembre de 2006 a las 11:50 pm

    kien es «el hijo del futbol!?

  11. Pingback: La jornada de las destituciones: Sarriugarte » Diarios de Futbol

  12. Pingback: Jornada 13: El Madrid comprime la clasificación » Diarios de Futbol

  13. Pingback: ¿Ya ha acabado? » Diarios de Futbol