La legión africana del Sheriff moldavo

sheriff.jpg

Para hablar del Sheriff Tiraspol, conjunto de la discretísima (casi inexistente) liga moldava de fútbol, primero hemos de ponernos en antecedentes. La liga nacional de Moldavia se creó en el año 1992, tras la desintegración de la Unión Soviética. Durante los primeros nueve años de vida estuvo dominada por el Zimbru, conjunto de la capital del país, Chisinau, logrando ocho ligas y dos copas. Sin embargo, este dominio incontestable se vio alterado con la fundación del Sheriff de Tiraspol en 1997.

La compañía Sheriff es una empresa involucrada en múltiples áreas (estaciones de servicio, supermercados, construcción, telefonía y hasta un canal de televisión). Tiraspol es la capital de la región de Transnistria, sede de la compañía Sheriff y que, desde hace años, se mantiene en conflicto con Moldavia. Esto se debe a que, tras la disolución de la URSS, los habitantes de esta región se sentían más unidos a la Unión Soviética, y actualmente reclaman la independencia. Para lograr un reconocimiento o, al menos, para conseguir dar a la región relevancia a nivel internacional, la empresa Sheriff, que prácticamente controla toda Transnistria decidió crear un equipo de fútbol, el más rico del país (debido a su apoyo empresarial), y le construyó un estadio cinco estrellas, el Sheriff Stadium.

Solo dos años después de su fundación, el equipo de Tiraspol ya era campeón de copa y, dos después, campeón de liga. Desde ese año el Sheriff se ha hecho con los seis títulos en juego, y este año va camino del séptimo consecutivo. El equipo lleva nueve victorias y un empate, y 27 goles a favor y solo uno en contra en las diez jornadas disputadas. No tiene rival.

Sin embargo este, aun siendo llamativo, no es el aspeco más destacado del conjunto moldavo. Lo que verdaderamente es curioso es que en sus filas actúan nada más y nada menos que hasta ocho jugadores provenientes de distintos países africanos. Así, vemos que en el actual Sheriff juegan cinco fubolistas del Burkina Faso, dos de Togo y uno de Benin, casi todos ellos internacionales en alguna ocasión con sus respectivas selecciones nacionales. Tal es el caso de Sumaila Тassembedo, Florent Rouamba o Ibrahim Gnanou, fijos en la fase de clasificación para el Mundial de Alemania con Burkina Faso, o el internacional Sub-21 Wilfried Benjamin Balima. Como también el defensa togolés Abdoul-Gafar Mamah, titular en su selección en el camino hacia el Mundial de Alemania; o Razak Omotoyossi, titular habitual con la selección de Benin.

¿Que ha buscado el propietario del club, Victor Gushan? ¿Más físico para el club moldavo? ¿Darle un toque exótico y, con ello, relevancia? Sea cual sea el motivo, la realidad es que el Sheriff no fue capaz de superar la segunda ronda previa de la Champions de este año y cayó eliminado, eso sí, sin perder ninguno de los dos partidos, frente al Spartak de Moscú. El año que viene lo volverá a intentar, y quien sabe si con nuevos fichajes provenientes del “continente negro”.

Web Oficial | Sheriff Tiraspol
[Foto: www.fc.sheriff.md]

Periodista de vocación, y espera que también de profesión, disfruta charlando y escribiendo sobre fútbol, preferentemente internacional. Amante la escuela británica y holandesa, sus dos mayores ídolos fueron Dennis Bergkamp y Marco Van Basten. (enrique.lameyer @ diariosdefutbol.com)