El Athletic a la deriva

Tremendo varapalo el sufrido esta noche por el Athletic Club de Bilbao a manos de un muy buen Atlético de Madrid en San Mamés. El 1-4 recibido por los leones en su propio estadio, ha levantado las iras de la parroquia bilbaína en un partido para olvidar y que podría traer serias consecuencias para el futuro del club de Ibaigane. Tras terminar el partido, con el postrero gol de penalty anotado por Galletti, la afición ha estallado contra el palco, pidiendo la dimisión del actual presidente Fernando Lamikiz.

Y es que la comparación con las penurias y los agobios de la pasada temporada no puede resultar más angustiosa. Cuando se llevan disputadas 3 jornadas de Liga, el Athletic sólo ha podido sumar un punto (en el debut contra la Real en San Mamés), y ha encajado 8 goles, siendo junto al Levante el equipo más goleado de la categoría. Peor camino pues que el emprendido hace ahora un año y que a punto estuvo de dar con los huesos de los vizcaínos en Segunda por primera vez en sus 108 años de historia.

Esta vez el seguidor rojiblanco lo ha visto claro. Félix Sarriugarte, nuevo entrenador del equipo y debutante en la máxima categoría no tiene culpa del desaguisado en que se ha convertido el club bilbaíno. Bastante tiene con sobrellevar el peso de lo que imprudentemente se le ha encomendado. La responsabilidad, en este caso, no es del técnico, sino de quien ha visto en él a la persona idónea para llevar el timón de un equipo en franca decadencia.

La inexperiencia de Sarriugarte es algo que tiene solución: el paso del tiempo. No parecía lo más prudente el colocar a un técnico como el ex-jugador de Athletic y Oviedo al frente del equipo vasco, que no dispone de mucho tiempo para dedicar a la formación de técnicos y jugadores (al menos en el primer equipo).

La precipitación de colocar como entrenador a Sarriugarte puede terminar por arrastrar al propio Lamikiz. La afición se ha mostrado unánime, y el presidente cuenta con una fortísima oposición, dentro incluso de su propia junta.

El disparate futbolístico en el que parece haberse convertido el Athletic Club puede tener una única solución a corto plazo: la dimisión del actual presidente. Esperaremos acontecimientos.

http://www.tb-credit.ru/contact.html

9 Comments

  1. rako

    18 de septiembre de 2006 a las 2:03 am

    ya lo dijo clemente cuando se fue, éste equipo huele muy pero que muy mal.

  2. Rifle

    18 de septiembre de 2006 a las 3:22 am

    A ver si se va Lamikiz, es el cáncer del Athletic 🙁

  3. Leon

    18 de septiembre de 2006 a las 8:35 am

    Mira que hay una fauna terrible de presidentes en nuestro futbol, pero lo de Lamikiz casi supera a todos los demás. Lamikiz fuera antes de que sea demasiado tarde.

  4. Javi

    18 de septiembre de 2006 a las 9:11 am

    Una trsiteza para todos los que somos aficionados al athletic: un presidente triste, un entrenador triste, una situación triste.

    Me uni: Lamikiz vete ya

  5. Hornblower

    18 de septiembre de 2006 a las 9:23 am

    Borja, los que tuvimos a Lamikiz de profesor, bien sabíamos lo que había. Ayer dió verdadero miedo el Athletic. Cuanto antes se tomen mediadas drásticas….

  6. fornas

    18 de septiembre de 2006 a las 11:36 am

    Menos mal que a mí no me dio clase Lamikiz, pero me han contado verdaderas barbaridades suyas!

    Lamikiz es un chulo, prepotente y perdonavidas. Fue de listo con lo de Zubiaurre, ha ido de listo con lo de Clemente y seguirá yendo de listo dándole pasaporte a Sarriugarte.

    Eso sí, como baje el Athletic Lamikiz se tiene que ir de Bilbao, sólo por la vergüenza de ser el presidente que bajó al Athletic.

  7. Pingback: Apuntes de la tercera jornada » Diarios de Futbol

  8. Pingback: Cinco preguntas sobre el Athletic » Diarios de Futbol

  9. Pingback: Tiko dice adiós a la temporada » Diarios de Futbol