¿Qué le pasa al Villarreal?

pelleEl Villarreal acaba de ser derrrotado en Riazor después de ofrecer una imagen bastante lamentable –especialmente en el primer tiempo- y ser superado de punta a cabo por un Deportivo que parecía jugar varias velocidades por encima. Con este resultado, el equipo amarillo confirma su desolador inicio de temporada: un punto de nueve, ningún gol en tres partidos y eliminación previa de la Intertoto, lo cual le ha cerrado las puertas de Europa. Además, excepto el primer partido de Liga ante el Real Madrid, los demás rivales a los que se ha enfrentado esta temporada (Maribor, Recre y Deportivo) parecían asequibles en principio, dado el potencial de la plantilla levantina.

¿Qué ha cambiado, sobre todo a nivel ofensivo, en este equipo que el año pasado llamó a las puertas del cielo y que tuvo a toda España identificada y enfrente del televisor? En principio, los motivos que encontramos para el descenso en las prestaciones del Submarino amarillo parecen sobre todo coyunturales, y por tanto es de esperar que el equipo suba el nivel conforme la temporada avance.

En primer lugar, hay que decir que es muy probable que la máxima estrella del equipo, Juan Román Riquelme, no se encuentre en su mejor momento anímico. A pesar de no realizar un mal Mundial, el liderazgo de la selección que le confirió Pekerman y el relativo fracaso de ésta le deparó un mar de críticas en su país de origen; críticas que se añadieron a las ya recibidas unas semanas antes por el famoso penalty contra el Inter. Reaparecieron con virulencia las acusaciones de pecho frío, no aguantar la presión en momentos claves, no ser jugador para grandes partidos, etc. Las censuras en Argentina han sido de tal calibre, que esta misma semana nos hemos enterado de que la salud de su madre ha quedado afectada de tal modo que Riquelme ha decidido dejar la albiceleste para que estas circunstancias no vuelvan a ocurrir. Mala situación para pensar solamente en fútbol.

Otro grave problema del Villarreal es la duda que planea sobre la valía actual de sus delanteros. Las cifras goleadoras de Diego Forlán ya decrecieron notablemente la pasada temporada respecto de su annus mirabilis, y ésta se ha mostrado fallón el los minutos que ha jugado; Guille Franco no acaba de confirmar el gran cartel que trajo de Monterrey en el pasado mercado de invierno, y Nihat va confirmando tristemente que no tiene mucho que ver con el futbolista que era antes de la lesión. A esto se añade la falta de adaptación de Cani, que hasta ahora sólo ha dejado leves destellos del artista que deslumbró en Zaragoza. Es sintomático que el mejor atacante del Villarreal hoy sobre el césped de Riazor haya sido el veterano José Mari, que ha creado algunos problemas al Depor con su clásico estajanovismo en el área.

Y aún hay algún motivo más que puede explicar el descenso de rendimiento. Por un lado, las importantes bajas por lesión, nada menos que Gonzalo Rodríguez, Cygan y Robert Pires se hallan ahora mismo en el dique seco. Verdad es que los dos últimos son fichajes de esta temporada, pero también es cierto que en Villarreal se esperaba bastante de los dos ex-Arsenal, y especialmente de las últimas gotas de talento del genial Pires. Entre las ausencias, también hay que destacar la de Juanpi Sorín, traspasado al Hamburgo; a pesar de lo atropellado de su juego, el capitán de Argentina garantizaba gran balance defensivo-ofensivo en la banda izquierda, pundonor y un buen número de goles.

Finalmente, queda señalar que también es posible que, en el orden anímico, el Villarreal esté pagando el hecho de haberse visto en empresas heroicas la pasada temporada, y que este curso se encuentre con la cruda realidad de la ausencia de Europa y la certeza de que incluso aspirar a Champions la próxima temporada parezca una empresa harto complicada. Sin embargo, es posible que este problema se vuelva virtud, en el sentido de que no tener partido los miércoles puede darle cierta ventaja sobre adversarios más exigidos físicamente. Esta baza y su buena plantilla debe ser suficiente para sacar al equipo de Pellegrini del pozo en el corto o medio plazo.

Matemático profesional, lector empedernido, escritor ocasional y esforzado blogger, se enamoró del fútbol como fuente de momentos inolvidables y como metáfora de la vida. Nada mejor que un buen debate sobre tal o cual jugador, golazo o táctica, y nada peor que el fanatismo, la polémica gratuita o el cotilleo. Apasionado de las viejas historias sobre enfrentamientos míticos y leyendas del balón que no tuvo ocasión de conocer, guarda en su memoria muchos goles y partidos con la sensación de que fue un privilegio vivirlos (ramon.flores@diariosdefutbol.com).

9 Comments

  1. Sebask

    17 de septiembre de 2006 a las 3:44 am

    qué es estajanovismo ?

  2. rako

    17 de septiembre de 2006 a las 5:44 am

    a mi que un equipo dependa del estado de forma de un futbolista me parece muy poco inteligente poir parte del entrenador. riquelme estuvo bien en la champions el año pasado, y en liga no estuvo tan bien pues acabaron séptimos. merece la pena “sacrificar” el equipo por un solo jugador??? yo creo que no y el mejor ejemplo es el depor de ayer.

  3. rako

    17 de septiembre de 2006 a las 5:48 am

    un jugador estajanovista es un jugador que lo da todo, que es todo pundonor.

  4. Xals

    17 de septiembre de 2006 a las 1:07 pm

    Yo creo que el Villarreal está en su línea de comienzo de temporada. Recuerdo que la temporada pasada comenzó a puntuar tarde, porque los primeros partidos perdía o empataba.

    También tiene que ver con el estado de forma de sus jugadores. Riquelme está desaparecido (a mí nunca me ha parecido un gran crack, pero sí un buen jugador), Cani parece que aún no haya llegado a Villarreal, Forlán lleva dos años malos (o lleva dos años normales y tuvo un año buenísimo) y Nihat a mí me parece un jugador muy irregular, que hará buenos partidos pero estará muchísimos desaparecido. A esto se le une la lesión de Pires, que era buen atacante.

    Igualmente, creo que el Villarreal no pasará apuros esta temporada. No los debe pasar, vaya. Pero de ahí a que entre en Europa…lo veo difícil. A Villarreal le costará volver al rol de equipo de primera a secas, porque dudo que vuelva a ser el equipo Champions o Uefa (a no ser que sea vía Intertoto). Espero que no corra el mismo futuro que Alavés (que llegó a la final de la UEFA contra el Liverpool en 2001, la mejor final europea que he visto yo) y que se quede años en primera, porque es de esos equipos que con sus partidos contra los grandes decide ligas.

    Saludos.

  5. valentino tola

    17 de septiembre de 2006 a las 1:08 pm

    Interesante analisis. Para mi, este verano faltò el fichaje de un delantero de garantias: Forlan no garantiza nada (su titulo de pichichi ha sido una excepcion), Franco es buen luchador, pero demasiado lento y poco fino. Sorin es un gran jugador: el ano pasado no hizo una gran temporada, pero su juego atropellado atropellaba tambien el equipo contrario.
    Ayer Pellegrini presentò el sistema del ano pasado: se equivocò. Sin tener juego en bandas (Cani en el banquillo y dos laterales muy mediocres en la subida al ataque) no ha podido abrir el juego y sus medios, de verdad no magnificos por vision de juego y toque, cayeron en la trampa de Caparros, quien con la presion de sus medios se comiò el centro del campo villarrealense.

  6. César

    17 de septiembre de 2006 a las 3:36 pm

    Los entrenadores mienten como bellacos.
    Pellegrini dice que el Villarreal mereció otro
    resultado mejor.
    Capello asegura que no entiende la campaña contra
    Raúl(jugador en total declive,tanto en el Madrid como
    en la selección. Y Capello y Luis le mantienen).
    Con estos dos botones de muestra basta para
    demostrar lo dicho arriba.

  7. Borja Barba

    17 de septiembre de 2006 a las 5:57 pm

    Con un mediocentro formado por Senna, Tacchinardi y Somoza, no puede aspirarse a dominar muchos partidos…

  8. J Calduch

    18 de septiembre de 2006 a las 10:23 am

    Un equipo que ha visitado el Bernabeu y Riazor, y ha recibido al Recreativo ¿Cuántos puntos debería llevar? solamente para demostrar que en cuanto a puntuación no está TAN mal…no empieza bien, eso está claro, pero no es para disparar las alarmas, si este fin de semana llega la primera victoria local, las aguas volverán a su cauce. El partido del Sábado podría haber sido otro si el portero (desde que se fue Reina esa posición ha quedado floja) no se hubiera comido el primer gol (que queda muy plástico, sí, pero ¿era imparable?), y alguna de las ocasiones del Villarreal en segunda parte hubiera entrado. Guille Franco siempre tiene (y marra) un par, a Riquelme le hicieron un pa-ra-dón…no hablo de una victoria, por supuesto, pero sí notar que se trataron de ocasiones muy puntuales que a uno le entraron y a otro no. Sin por eso negar la entrega del Depor, que panzada de correr.

  9. Raúl

    18 de septiembre de 2006 a las 11:45 am

    El Villarreal estará arriba. Suele empezar flojeras, no hay que alarmarse.