Osasuna: año I después de Aguirre

La temporada 2006/2007 presenta (o mejor dicho, presentaba) dos grandes retos para el Club Atlético Osasuna. Por un lado, su primera e histórica participación en Liga de Campeones, y por otro, el salir adelante cuajando una campaña digna sin la presencia en el banquillo de Javier «el vasco» Aguirre, el técnico que llevó al equipo rojillo a completar la mejor temporada de su historia.

Pero tras la temprana eliminación de los navarros en la fase previa de la máxima competición europea a manos del Hamburgo alemán, la ausencia del técnico mexicano se ha convertido en el gran reto al que los jugadores dirigidos ahora por José Ángel «Cuco» Ziganda deberán hacer frente. La inexperiencia en banquillos de primer nivel del ex-delantero de Osasuna y Athletic Club puede pasar factura a un equipo que, en los últimos años, y bajo la firme batuta de Aguirre, se había acostumbrado a codearse con los grandes del fútbol español, olvidándose del que, temporada tras temporada, ha sido su gran objetivo: la permanencia.

Osasuna afronta la inminente temporada sin sonoras incorporaciones en su plantilla. No obstante, a excepción de las salidas de Moha (Espanyol) y de Clavero (Tenerife), Ziganda hereda prácticamente en su totalidad el bloque de futbolistas del que tan buenos resultados obtuviese su predecesor en el banco navarro. Además, Roberto Soldado y Héctor Font son las dos nuevas caras de las que más se espera en esta campaña. El delantero valenciano cedido por el Real Madrid es una garantía de gol, y su papel en el equipo será importante al lado del veterano Savo Milosevic, otro que siempre cumple.

Por su parte, el ex del Villarreal, reforzará una banda derecha en la que Valdo, que ya no es ningún niño, no termina de asentarse y explotar como de él se esperaba en Pamplona. El iraní Javad Nekouman pone la nota exótica en los fichajes rojillos, convirtiéndose en el primer futbolista de ese país asiático en jugar en la Liga. Llegado directamente desde la liga de su país, y con la misión de colaborar con Puñal y el joven Raúl García (en el año de la confirmación de éste) en la elaboración pamplonica, su rendimiento en una competición de primer nivel como la española es una incógnita absoluta.

En definitiva, Osasuna debería refrendar la histórica campaña pasada con un buen papel liguero y una actuación en UEFA que mejorase la pobre eliminación en 1/32 de final del pasado año a cargo del Rennes francés, apoyándose en la sólida defensa y en la inexpugnabilidad de su estadio, pero la inexperiencia de Ziganda hace que la sombra de la duda no se aleje del Reyno de Navarra. http://www.tb-credit.ru/microzaim.html

4 Comments

  1. David Arranz

    25 de agosto de 2006 a las 11:33 am

    Lo de Valdo apunta clarísimamente a eternas promesas,… cada año va a menos.

    Le tengo mucha fé a Raúl García si mantiene la progresión tenemos que verle debutar en la selección este año, para mi mucho más completo que Iniesta

  2. Borja Barba

    25 de agosto de 2006 a las 9:46 pm

    Apuntado queda lo de Valdo.

  3. Pingback: Diarios de Futbol » El pronóstico de DDF

  4. pepitas

    10 de abril de 2007 a las 4:17 pm

    hola